Abuelos de Allen necesitan abrigo

La capilla San José Obrero solicita frazadas, ropa y estufas para poder escapar del frío.

ALLEN (AA).- Una triste realidad donde no faltan necesidades y tampoco sobran recursos, es el grave camino que muchos abuelos de esta ciudad deben transitar sin que les aparezca una alternativa diferente a mitad de camino. Si bien muchos encuentran lugares donde reciben apoyo y refugio, difícilmente constituyan la mayoría. No obstante el centro comunitario de la capilla San José Obrero de Allen les brinda uno de esos espacios.

El almuerzo, por lo menos, allí lo tienen asegurado. Diariamente una veintena de ancianos de los sectores más carenciados concurre al salón, creado recientemente, mientras que otros tantos que no pueden movilizarse son asistidos en sus domicilios con alimentos. Incluso decenas de viandas son entregadas a familias enteras.

Este comedor se sostiene gracias al apoyo de un grupo de mujeres de la zona, y donativos que logran obtener de la gente.

Hay muchas carencias

«Los abuelos de esta ciudad enfrentan muchas carencias», se apuran a comentar las integrantes del grupo, que vienen trabajando desde hace más de siete años en esta ciudad. «Por eso la idea en un principio, fue hacer un hogar. Sin embargo la idea no se pudo concretar y atendíamos a la gente durante todo el día en la capillita», explicaron además.

Actualmente, en este comedor comunitario asisten casi medio centenar de comensales directos, ya que además de los mayores, se integran muchas personas sin empleo.

«Hacemos eventos, recibimos donaciones, comida deshidratada del municipio, pero nunca sobra nada», señala Alicia Narváez.

Frazadas, colchones, ropas de abrigo y una silla de ruedas, son algunas de las carencias más importantes que se reflejan en la tarea de contención cotidiana que vienen realizando con este marginado sector de la tercera edad. «También necesitamos estufas a leña, porque ninguno de los abuelos que atendemos tiene gas instalado», agrega Mirta Zura. El pedido se extiende también a aquellas personas que desean prestar sus servicios como voluntarios.

Durante la época invernal es donde el intenso frío deja al descubierto un sinnúmero de diversas problemáticas.

«La mayoría no cuenta con ningún tipo de cobertura médica, ni dinero para poder comprar los remedios que necesitan», expresa Irene Asencio.

De este modo, según aseguran, el mayor anhelo que mantienen hoy por hoy es conseguir un espacio propio donde poder alojar a, por lo menos, una decena de ancianos que se enfrentan al grave problema de no contar con una vivienda propia.

Para ayudar

El Centro comunitario de la capilla San José Obre-ro de Allen se encuentra ubicado en la calle Leloir 346.

Los interesados en ofre-cer su ayuda pueden dirigirse allí o comunicarse al teléfono 450540.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios