Alicia Kirchner se llevó los pedidos de la gente

NEUQUEN (AN).- Filomena, de 66 años, llegó al municipio de Cutral Co minutos antes de que arribara la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner. Tenía la esperanza de hablar cara a cara con «la hermana del presidente». «Soy viuda, vivo sola y necesito colchón, frazadas, una cama y un lavarropas», le confió a una joven rubia, colaboradora de la ministra, que junto a otra mujer recolectaba en bolsas de consorcio las cartas de decenas de personas que se presentaron para solicitar ayuda social del gobierno nacional.

Problemas de salud, subsidios, medicamentos, ayuda social directa resumen las peticiones de las personas que relacionan a Alicia Kirchner con una especie de solución mágica.

El operativo es espontáneo y no hay un mecanismo organizado, dijo la colaboradora de la ministra. En Cutral Co, los números hablan por sí solos. Hay 3.575 familias que son asistidas por la cartera que encabeza Kirchner. Pero la ayuda tiene su costado proselitista, aunque la ministra no lo reconozca. De hecho, Filomena llegó convocada por el acto de lanzamiento de los candidatos a convencionales constituyentes del Frente Cívico para la Victoria al que había sido invitada «la hermana del presidente».

«Acá hay una entrega total hacia la gente no importa el color partidario político», le dijo la funcionaria nacional a «Río Negro».

Y en cuanto a la relación con la provincia, Kirchner señalo «el plan de seguridad alimentaria costó bastante que se firmara, pero hemos trabajado de manera muy operativa con la mayoría de los municipios».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios