“Allen a la deriva”

Mi ciudad, cual barco sin capitán ni timonel, navega al garete, es decir hacia donde la corriente quiera. Como muchos allenses estoy triste, porque carecemos –pese a los años transcurridos y los distintos intendentes– de un conductor que nos lleve hacia el tan anhelado progreso. Cuando vemos avanzar a las hermanas y vecinas localidades miramos con “sana envidia” cómo progresan en infraestructura, en planes habitacionales y en su pujanza comercial, proyectándose hacia el futuro. En la ciudad de Allen vemos todo al revés, retrocedemos en lugar de avanzar o, a lo sumo, seguimos estancados. Desde hace décadas nuestra querida localidad se encuentra postergada y en total estado de abandono. Tenemos una promesa de tres campañas políticas anteriores; me refiero al añejo reclamo de la ciudadanía de la terminal de ómnibus. Todos la prometieron, ninguno cumplió. Parece una terminal ambulante, cada dos años la cambian de lugar… el único detalle es que todavía nadie la construyó. Quien recorre las calles de los barrios sabe y ve el estado deplorable de las mismas. Los habitantes de la Costa Este, del Maruchito y del puente de hierro pareciera que no fueran vecinos allenses, las calles de acceso a estas barriadas están intransitables, ¡imagínense cuando llueve mucho! Las lagunas que se forman no dejan pasar a vehículos relativamente nuevos y exactamente lo mismo sucede en el barrio Costa Oeste. El barrio Bifulco es muy especial, porque junto al barrio Colonizadoras del Sud rodea el cementerio de nuestra ciudad, que está en un estado vergonzoso, sin control. El populoso barrio Norte, desde la avenida Juan Manuel de Rosas hasta la calle Patricio Piñeyro Sorondo y sus transversales, está intransitable. En cuanto al sector del barrio Tiro Federal hasta la colonia 12 de Octubre, si las demás calles están en malas condiciones en este barrio son desastrosas –y agreguemos a esto la contaminación que ocasiona la cantidad de hornos ilegales en la colonia 12 de Octubre y en el límite urbano con el barrio Progreso, más el trabajo de menores y extranjeros como mano de obra “semiesclava” (no sólo en negro) sin ningún control de la policía ni la municipalidad–. Las barriadas del este, muy pobladas –barrios Hospital, Santa Catalina, Alborada–, tienen los mismos problemas que las de la zona norte pero con el agravante de que los vecinos tienen que soportar desde hace unos años el intenso y diario olor nauseabundo de los cercanos piletones de desechos cloacales. En este caso el problema es de Aguas Rionegrinas y también el drama del tapado parcial del ex canal secundario, al cual vecinos desaprensivos han convertido en un basurero a cielo abierto, siguiendo lo que es su curso con agua estancada y putrefacta donde proliferan roedores y alimañas, además de ser un foco infeccioso a muy pocas cuadras del centro de la ciudad. Hay otros barrios que sufren problemas similares, especialmente en sus calles de tierra, como los barrios Los Sauces, Del Pino, la Esperanza, San Juan y Don Patricio. Otro grave problema lo sufre el barrio El Salto, al tener las napas freáticas altas por estar al lado del canal principal. Los vecinos tienen el crónico problema de que se les desbordan e inundan los pozos ciegos, con el consiguiente riesgo sanitario para todas las familias que lo habitan y, como si fuera poco, hace años que reclaman el gas –que está muy cerca–. En esta sinopsis no puedo describir el estado deplorable de las llamadas calles rurales, donde en tiempo de cosecha sale la fruta en camiones hacia los galpones de empaque. Los allenses nos venimos equivocando desde hace varios años; muchos recordamos la campaña proselitista que decía: “Vote a… ¡el intendente que Allen merece!” El próximo intendente tendría que tener vocación de servicio y capacidad de gestión. Luis Rodríguez, DNI 8.215.977 – Allen

Luis Rodríguez, DNI 8.215.977 – Allen


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios