Alerta: Manifestantes levantaron el corte de ruta

Analizan desdoblar el Ministerio de Economía

Hay una gran preocupación por lo que pasará a partir de ahora en el Congreso con la sanción del presupuesto 2001.



BUENOS AIRES (ABA) – En medio de la crisis política que afecta al gobierno, con la renuncia del vicepresidente Carlos “Chacho” Alvarez y la reestructuración del gabinete, el presidente De la Rúa está trabajando en otra etapa de reformas en donde se incluiría el desdoblamiento del Ministerio de Economía permitiendo el ingreso de Ricardo López Murphy como nuevo titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Fuentes de Presidencia, admitieron a “Río Negro” que la idea que el gobierno está barajando como alternativa fuerte el desdoblamiento del Ministerio de Economía en Hacienda y Financiamiento por un lado, y Producción, por el otro.

El trabajo, bastante avanzado según las fuentes, fue elaborado por el ahora ministro de Justicia, Jorge de la Rúa, y la idea es imponer a una figura de gran prestigio para el establishment como Ricardo López Murphy en Hacienda y Finanzas, y derivar a Machinea al área de producción.

De todas formas, según admitieron algunos asesores de Casa de Gobierno, éste es un trabajo que se podría implementar a mediano plazo y dependerá fundamentalmente de cómo reaccione la economía en los próximos días. Una segunda opción que está manejando el gobierno nacional es darle más autoridad y poder a la AFIP y designar allí también a López Murphy y a Gil Lavedra como ministro de Defensa.

Si bien el manejo de la recaudación y la lucha contra la evasión tiene un alto desgaste político, la opción que está elaborando De la Rúa y sus asesores es convocar a un hombre de prestigio y de carácter firme para trabajar en ese cargo.

Si bien esto también se implementaría en una segunda etapa, en Economía algunos funcionarios admitieron que al actual titular de la AFIP, Héctor Rodríguez, nole cayó nada bien el hecho de que esa dependencia pase a la órbita de la Jefatura de Gabinete. Al margen de estos cambios, entre los funcionarios que acompañan a Machinea comenzó a tomar más preocupación en las consecuencias que pueden tener la crisis política del gobierno.

Algunos asesores de Hacienda comentaron ayer, mientras se sucedían las renuncias de Alvarez y Flamarique que iba a ser muy difícil ahora poder conseguir la sanción de leyes que se consideran fundamentales para la economía como la norma antievasión o la emergencia económica.

Incluso, otros de los funcionarios del equipo de Machinea aseguró que debido a esta crítica situación que presenta el gobierno va a ser muy dificultoso que pueda sancionarse en el Congreso el proyecto de Presupuesto para el año que viene.

El funcionario consideró complicado para el equipo económico el objetivo de conseguir que se sancione la rebaja en la exención del impuesto a los combustibles patagónicos o el recorte del Fondo del Tabaco. “Por mas que se trate de decir que no va a pasar nada, el bloque de diputados y senadores de la Alianza se va a fracturar y esto nos deja en una situación muy difícil para gobernar”, aseguró la misma fuente.

A partir de esto es que anoche se comenzó a conjeturar en Casa de Gobierno y en Economía la posibilidad de acordar con el Justicialismo un esquema programático básico de sanción de leyes para evitar que la situación “se escape de las manos”.

El gabinete busca más ortodoxia económica

En medio de una severa crisis en la coalición gobernante, el nuevo gabinete de ministros inició ayer la reestructuración de las “segundas líneas” y dio indicios de que, en materia económica, habrá más ortodoxia neoliberal para seguir ajustando cuentas fiscales y aumentar la recaudación.

El flamante jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, anunció que los economistas Roberto Alemann y Adolfo Sturzenegger serán los primeros convocados a un diálogo para analizar formas de mejorar la recaudación fiscal, aunque aclaró que también buscará acuerdos con los gobernadores provinciales.

Alemann y Sturzenegger son dos de los economistas más respetados por el establishment económico y financiero.

El anuncio de Colombo sobre estas convocatorias al diálogo irritó a los ya disconformes dirigentes del Frepaso y a varios alfonsinistas, que vaticinan un “giro a la derecha” del gobierno de De la Rúa y lo asocian con las renuncias de los ministros Nicolás Gallo, Rodolfo Terragno y Ricardo Gil Lavedra. (Infosic)

Preocupación en la “City”

Economistas y empresarios manifestaron ayer su expectativa en que la renuncia del vicepresidente Alvarez no complique la marcha de la economía, aunque mostraron preocupación por la decisión adoptada por el líder del Frepaso.

El profesor de Economía de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, el argentino Guillermo Calvo, dijo que el hecho político “no causó novedad entre los inversores”, mientras que Orlando Ferreres lo calificó de “buen signo” porque se fortalece la figura de De la Rúa.

En el mismo sentido, Juan Alemann consideró que “el presidente salió fortalecido”, mientras que Aldo Abram opinó que la renuncia de Alvarez “no afectará a la economía ” aunque depende de Alvarez que ello no ocurra.

Por su parte, Eduardo Curia sostuvo que “es un tema sumamente grave, hasta dramático, resultado de un trasfondo que esta dado por la crisis económica, y el fracaso del gobierno en estos nueve meses para enfrentar la crisis, más allá que el motivo sea el de las coimas”.

El titular de la Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias (CAME), Osvaldo Cornide, dijo que “siempre es preocupante que renuncie un vicepresidente a solo nueve meses de iniciar su gestión”, aunque señaló que “el Poder Ejecutivo tomó decisión de ejercer el rol de tal sin debatir tanto, lo cual es bueno”.

El titular de la Confederación General Económica (CGE), Raúl Vivas, dijo que “lo importante es la cohesión del gobierno, es decir la presidencia”, y sostuvo que “la renuncia se relaciona con un problema político que no va a tener repercusión en los económico”. Mario Llambías, vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) sostuvo que “es un momento muy difícil y hay que actuar con mucha prudencia”.

En tanto, el ministro de Economía, José Luis Machinea, desvinculó ayer la decisión del vicepresidente Alvarez de renunciar a su cargo de la marcha de la economía y consideró que la decisión de De la Rúa es más importante que la Alianza misma. “La Alianza es importante para mantener el Gobierno, pero más importante es la decisión del presidente que en distintos campos de la política de gobierno, y en particular respecto de la política económica.

La reacción de la Bolsa

La situación política argentina, tras la renuncia del vicepresidente y la baja sufrida por el mercado de valores de Nueva York, afectaron ayer el ánimo de los inversores en la Bolsa de San Pablo, que cerró con pérdidas del 2,54 %. El mercado paulista, que los operadores consideran el mayor y uno de los más sensibles de América Latina, se resintió ayer tras saberse la noticia de la renuncia de Alvarez, que originó rumores sobre el posible inicio de una grave crisis institucional en Argentina, uno de los motores del Mercosur, junto con Brasil. Según los operadores, a ello se sumaron las caídas sufridas por los índices Down Jones y Nasdaq en la Bolsa de Nueva York, lo que desató en San Pablo una oleada de ventas que llevó al índice Bovespa a cerrar en 15,945 puntos, contra los 16,362 de la jornada anterior .

En tanto, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires perdió 1,5 %, en una rueda de mediana actividad. (DyN)


Comentarios


Analizan desdoblar el Ministerio de Economía