Arriaga – Di Biase hoy, en la tarima

En Cipolletti larga la fórmula del Frente para la gobernación.

CIPOLLETTI (AC).- Julio Arriaga y Graciela Di Biase, la fórmula para gobernador y vice por la coalición que está proyectando el Frente Grande con la intención de gobernar Río Negro hoy se presentará en sociedad en Cipolletti.

El acto está previsto para las 11.30, con una rueda de periodistas y el marco de cuadros dirigenciales de la provincia, en el hotel de calle Yrigoyen casi España.

La vocación de poder, los acelerados tiempos electorales y la seguridad de que en la jurisdicción rionegrina las elecciones se adelantarán mucho respecto de los comicios por la presidencia, motivan esta presentación, en el punto justo donde el arriaguismo está más fuerte, incluso con el impacto de largar primeros. Y luego buscar posicionamiento en ese sentido para la campaña electoral que ya está en marcha en toda la provincia.

Una presentación similar se haría en plazo mediante en Bariloche, la patria chica de Di Biase, quien ayer dijo en su propio territorio que había aceptado «a título personal», pero sin renegar de su pertenencia al MUP. (Ver aparte).

La propuesta que Arriaga le hizo a la presidenta del Concejo Deliberante de la ciudad de los lagos para que lo acompañe en la fórmula encontró un eco más que positivo en el plenario dirigencial desarrollado hace muy poco en esta ciudad.

Es más, en ese encuentro se hizo una firme defensa de la candidata a vicegobermador ante la embestida de dirigentes de su partido, el Movimiento de Unidad y Participación (MUP).

Algunos «mupistas» la quieren expulsar directamente por lo que consideran casi una traición.

Sin embargo, la actitud de De Biase de ensamblarse en la fórmula con Arriaga podría acarrearle más problemas a los que la quieren echar, que a ella.

«Di Biase se queda con el 70 por ciento del MUP. Es más o menos, salvando las proporciones, como si el PJ expulsara a Reutemann en Santa Fe», era un comentario que circulaba en esta ciudad recogiendo repercusiones provenientes de Bariloche.

En la presentación en sociedad de la dupla Arriaga-Di Biase no se avanzaría demasiado en pormenores de la propuesta de gobierno que llevará la coalición como plataforma para llegar al poder en Viedma, aunque se estima que no estará ajeno en las definiciones el «modelo administrador» de Arriaga como ariete de la campaña electoral.

La plataforma, o al menos el trazo grueso del trabajo, surgirá del congreso programático del Frente Grande previsto para el 10 de agosto.

Se desarrollará en Cipolletti.

En la ocasión podrían exponerse adhesiones peronistas, del PPR y de otras fuerzas, aparte de las ya conocidas del PDP y de sectores del MUP de Bariloche que se sienten identificados con Di Biase.

«Ella sólo aplicó el me salvo yo»

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El fundador y principal referente del Movimiento de Unidad y Participación, Leonardo De Ferrariis, fustigó a la presidenta del Concejo Graciela Di Biase por haber aceptado la candidatura a la vicegobernación ofrecida por Julio Arriaga. «Ella sólo aplicó el me salvo yo y generó una señal pésima para la sociedad», refirió.

Por su lado, la ahora postulante a presidir la Legislatura provincial formalizó ayer su aceptación a la oferta del Frente Grande. Durante la conferencia de prensa brindada para blanquear una decisión que era «vox populi» en todo ámbito político, la titular del Deliberante no eludió la representación partidaria bajo la que asume la cuestionada candidatura al asegurar que «yo soy el MUP».

De Ferrariis dijo «desde el último tramo de su gestión como intendenta a cargo» Di Biase tuvo un distanciamiento importante con el partido».

Señaló por ejemplo el acta que firmó con la provincia desacreditando la municipalización del Catedral. «Fue algo catastrófico, que atentó contra los intereses de Bariloche», opinó De Ferrariis. También le imputó el «grueso error» de haber suscripto un contrato desfavorable con Cliba para el leasing de los camiones recolectores de basura.

El dirigente aseguró que -más allá del rumbo elegido por Di Biase y de su eventual expulsión- el MUP tiene su propio proyecto de «construcción» hacia la provincia. «Tener a una barilochense en la vicegobernación no es ninguna garantía de que la ciudad gane peso e influencia en las decisiones», dijo. «Hoy tenemos siete legisladores y dos diputados nacionales y a Bariloche no le reportó nada», cuestionó.

De Ferrariis apuesta colocar hombres propios en la Legislatura para que «trabajen en función de lo que necesita Bariloche» y no que se transformen en «embajadores del poder central en la ciudad». Dijo que para ello el MUP podría presentar una lista propia, para lo cual debería expandirse a otras localidades y sumar muchas más de las 300 afiliaciones que suma en la actualidad. Aunque no descartó alguna alianza con fuerzas afines.

Di Biase, en tanto, desafió los duros cuestionamientos recibidos desde algunos sectores del movimiento vecinalista. «Había sido una propuesta a nivel personal y yo entiendo que, más allá que algunos les pueda molestar, lo cierto es que yo soy el MUP y voy a seguir siendo el MUP sin importar dónde me corresponda estar en cada momento o el desafío que yo decida personalmente aceptar» dijo.

De Ferrariis también habló de la conflictiva gestión de su partido en el municipio. Defendió al intendente Icare y negó que el gobierno esté anémico de proyectos. Reconoció que se encontraron «un municipio destartalado, producto de 10 años» de errores acumulados. Aún sabiendo que las protestas del Soyem por el atraso salarial monopolizan el primer plano, De Ferrariis destacó «varios logros» del gobierno del MUP, entre los cuales citó «la paz social» alcanzada. El dirigente desmintió que el gobierno esté paralizado. Dijo por el contrario que tomó iniciativas «fuertes» en las últimas horas como promover la reforma de la Carta Orgánica y enviar un nuevo proyecto de ordenanza fiscal y tarifaria. Reconoció como «un error estratégico y conceptual» que Icare haya iniciado el gobierno con una rebaja salarial, provocando un inmediato conflicto con el Soyem. Luego el intendente debió revisar la medida, pero ya había pagado el costo de tener el municipio parado durante 15 días.

Dijo adherir «en gran medida» al rol del Estado que propone la CTA y el Soyem asume como propio. Pero le imputó al gremio el error de «tener actitudes que van en contra de ese Estado que pretenden defender. Por ejemplo atentar contra la recaudación de tasas, cuando la cobrabilidad no pasa del 18 por ciento».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora