Afirman que el boicot chino es para abrir mesa de negociación

Redacción

Por Redacción

Empresarios aseguran que la demanda del grano no va a caer.

BUENOS AIRES.- El presidente de Cargill local, Fernando Jurado, consideró ayer que China busca “abrir una mesa de negociación” por el comercio con Argentina, mientras el canciller Jorge Taiana se reunirá mañana con el embajador Gang Zeng para expresarle el malestar del Gobierno por posibles restricciones a la importación del aceite de soja argentino. El gobierno confirmó que el encuentro con el diplomático chino fue pautado para mañana, a las 15, en el despacho de Taiana en Cancillería, en el barrio porteño de Retiro. Fuentes diplomáticas adelantaron que Taiana manifestará a Zeng “el malestar y la preocupación del gobierno argentino” por la intención de China de restringir el ingreso de aceite de soja porque le puede generar al país una pérdida de 623 millones de dólares. Sin embargo, el empresario Fernando Jurado sostuvo que “la demanda del grano no va a caer” porque estimó que “probablemente se vaya a sustituir lo que ingresa como aceite, por harina de poroto de soja”. El presidente de Cargill Argentina consideró que “puede bajar el precio del aceite” y opinó que “puede haber un impacto sobre la harina de soja, insumo importante para el alimento animal”. De todos modos, subrayó a radio El Mundo que “probablemente, no” tenga China actualmente abastecimiento propio suficiente como para prescindir de Argentina, por lo cual estimó que con la cuestionada medida “China busca abrir una mesa de negociación”. Sin embargo, puntualizó que la decisión china pone en evidencia ciertas falencias en la estrategia comercial argentina, especialmente en las medidas aplicadas por el Gobierno que afectaron el ingreso de productos provenientes de ese país. “Si durante los últimos años, invertimos todas las empresas de la cadena aceitera en producción de aceite crudo para exportarlo, hay que tener consecuencia en la forma de mostrarse comercialmente al mundo”, subrayó Jurado. En ese marco, destacó que “si uno mira las partes que le conviene, y las que no las restringe, vamos a sufrir estas tensiones”. A su criterio, “hay que mostrarse consecuente en lo comercial en términos generales, y no individuales”, y afirmó que las restricciones de China “de sanitarias, no tienen nada, porque no afectan la sanidad”. “Debemos ser muy cuidadosos en la terminología porque sanitaria tiene que ver con la sanidad de las personas y de los animales, y acá no hay implicancias”, aseguró Jurado. (DyN)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora