Asesinaron a un comerciante marplatense

MAR DEL PLATA (Télam).- Un comerciante marplatense fue asesinado de un golpe en la cabeza en su distribuidora de artículos de limpieza, y los investigadores intentan determinar si el crimen está vinculado a una venganza por parte de algún empleado que había sido despedido recientemente.

Fuentes policiales dijeron que el hombre fallecido fue identificado como Marcelo Mendoza, de 37 años, que fue encontrado por sus propios hijos en las oficinas ubicadas en Balcarce 5.469 de la ciudad balnearia.

Los investigadores confirmaron que la causa de la muerte fue un fuerte golpe en la cabeza provocado por algún objeto contundente que no fue hallado en la escena del crimen.

De acuerdo a las primeras investigaciones, el crimen se habría producido alrededor de las 18 de ayer y en principio está descartado que se haya tratado de un intento de robo.

Es que la policía encontró aproximadamente 3.000 pesos en uno de los bolsillos de la víctima, así como varios objetos de valor en el lugar que no fueron sustraídos.

La principal sospecha de los pesquisas es que en el homicidio puede estar vinculado algún ex empleado de la firma que fue recientemente despedido. Lo que abona esta hipótesis, según la policía, es que ninguno de los accesos al lugar había sido violentados, por lo que se cree que Mendoza le abrió la puerta a alguien conocido que, luego, fue su asesino.

Mendoza era propietario de la firma «Mundo Limpio», dedicada al abastecimiento de artículos de limpieza a salas de juego, principalmente bingos.

El crimen ocurrió en una vivienda que Mendoza había habilitado como depósito de mercadería y en uno de cuyos ambientes funcionaba su oficina. Según trascendió, el comerciante tenía 10 empleados que se desempeñaban en horario matutino, de modo que al momento de ocurrir el hecho se hallaba solo.

Mendoza se domiciliaba junto a su esposa y tres hijos dos mellizos de 14 años y una niña de 6 en la ciudad de Sierra de los Padres.

Habitualmente la víctima terminaba sus actividades a media tarde y se dirigía a su domicilio, rutina que, al verse alterada el martes a la tarde, alarmó a su familia.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios