Aula para estudiar dinos en plena meseta patagónica 24-07-03

Se construyó con la donación de una petrolera.

LOS BARREALES (AN).- El sueño loco de instalar un centro paleontológico en pleno desierto neuquino tiene desde ayer una nueva pata: una enorme aula en la que se capacitarán jóvenes, fundamentalmente de Añelo, interesados en saber de dinosaurios y geología en un lugar donde los bichos están a la vista.

Las instalaciones fueron construidas gracias a la donación de la empresa Pan American Energy y se suman una serie de trabajos de exploración, rescate y difusión, que lleva adelante el equipo a cargo del paleontólogo Jorge Calvo. El investigador de la Universidad del Comahue trabaja en un proyecto a 20 años que incluye la conformación de un parque natural, un museo y un laboratorio de estudios paleontológicos.

Es que en la lengua de campo que separa al lago Los Barreales de las paredones de arcillas rojísimas hay un verdadero resumen de la fauna y flora de período Cretáceo: dinosaurios de todo linaje, cocodrilos, tortugas, pequeños peces, raíces, troncos y hasta cáscaras de huevos de los bichos que hace unos 90 millones poblaron esta parte del planeta.

Desde bestias que midieron 35 metros de largo a pececillos como mojarritas que aparecieron estampados contra piedras que algunas vez fueron blandas arenas.

De la inauguración realizada ayer, participaron autoridades de la empresa que tiene su base neuquina en la zona de Lindero Atravesado, Calvo, el director de Cultura de la municipalidad de Añelo, Luis Martínez, el equipo técnico de la UNC, y medios de prensa.

La obra, de unos 500 metros cuadrados, tiene un enorme salón en el centro, además de una oficina y un par de trailers donde viven los técnicos paleontólogos que ayer cumplieron 542 días consecutivos en el campo.

«La idea es capacitar en paleontología a los chicos egresados del secundario de Añelo que no tienen salida laboral y que están rodeados de fósiles. Queremos formarlos en las técnicas de limpieza de fósiles y capacitarlos en turismo», explicó Calvo.

Durante el verano, llegan hasta el Centro Paleontológico Lago Barreales estudiantes de Geología y Biología de todo el país e incluso del extranjero, quienes ahora tendrán un lugar adecuado para capacitarse. La zona no tiene puntos medios, de 43 grados estivales a varias rayitas por debajo del cero en el invierno.

El proyecto Dino asomó como una aventura imposible, que gracias a un múltiple apoyo público y privado terminó consolidándose en un lugar inédito. Además de Pan American Energy, colaboran con la iniciativa, las empresas Duke Energy, Chevron y Andino, entre otras La construcción del aula y la instalación de las luminarias e instrumental de seguridad se hizo de acuerdo a la normas ISO 14.000, que la firma certifica desde hace tres años en todas sus operaciones.

Calvo comentó que dos estudiantes de arquitectura de la Universidad Nacional de Córdoba están diseñando el edificio que contendrá al museo que piensan levantar en la puerta de entrada al yacimiento. Las estudiantes harán los planos como su proyecto final. «Yo les pedí que hagan un módulo central, un núcleo básico y que después le agreguen lo que les parezca; en este momento tenemos piezas para llenar un museo de mil metros cuadrados», explicó.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios