“Avenida Cloverfield 10”, un enigma de suspenso y sorpresa

“Avenida Cloverfield 10”, un filme con pocos personajes que consigue atrapar al espectador. Nuestra opinión: <b>Muy buena.</b>



#

Mary Elizabeth Winstead y John Goodman, los protagonistas de un filme claustrofóbico.

Crítica

Cualquiera que tenga un poco de memoria va a recordar que en 2008 existió una película llamada “Cloverfield – Monstruo” (Cloverfield). Y si se pone a investigar encontrará que ese gran filme tenía como director a Matt Reeves, como guionista a Drew Goddard y de productor a J.J. Abrams, y este trío talentoso produce este nuevo largometraje llamado “Avenida Cloverfield 10” (10 Cloverfield Lane, 2016). Entonces, ¿es este filme una secuela de aquella joyita de la década pasada? La respuesta es no, aunque el vivillo de Abrams haya declarado que el estudio tiene un plan para unir a los dos largometrajes y así comenzar una franquicia que puede derivar en futuros filmes. Pero no se decepcionen porque esta película, más allá de no tener ese lazo sanguíneo, es tan buena o mejor como con aquella con quien comparte parte de su nombre.

Tras una pelea con su novio, Michelle (Mary Elizabeth Winstead) decide armar rápidamente su valija y huir en su coche. Mientras la joven conduce por la ruta, escucha por la radio que se suceden misteriosos cortes de energía en todo el país. Pero su atención no está puesta allí, ya que mientras viaja recibe llamados de su pareja. Y es en esta situación confusa que tiene un violento accidente que la deja inconsciente. Cuando despierta se encuentra encerrada en una especie de habitación, esposada a una tubería y con la pierna maltrecha. Rápidamente entra en pánico y teme haber sido secuestrada, y no se queda tranquila cuando su supuesto captor, Howard (John Goodman), le explica que en realidad le salvó la vida porque, fuera del refugio subterráneo en donde se encuentran, hubo un terrible ataque con armas químicas o el primer paso de una invasión alienígena. Michelle comienza a creer un poco más en su excéntrico salvador cuando en el refugio se encuentra con Emmett (John Gallagher Jr.), un simpático joven vecino de Howard que ratifica sus dichos. Con el correr de los días, el trío irá entrando en confianza y empezando a convivir mejor en esta nueva situación apocalíptica. Hasta que, sin querer, los jóvenes descubren que hay agujeros en la historia de Howard y que sus vidas podrían estar en peligro

Hace un poco más de dos meses se anunciaba este filme, que se completó sin que nadie se enterara y cuyo primer trailer se vio con el estreno de “13 horas: Los soldados secretos de Bengasi” (13 Hours: The Secret Soldiers of Benghazi, 2016). Así, rápido y contundente. Tres personajes, una historia potente y voilà: un gran filme. Es que también tiene muchos puntos a favor: tres personajes muy interesantes y atractivos; una trama que nos sitúa en un ambiente cerrado y claustrofóbico, con el desconocimiento de lo que ocurre afuera; unos actores que brillan y una música que pone los pelos de punta. “Avenida Cloverfield 10” es la ópera prima de Dan Trachtenberg, que tiene un par de cortos muy buenos: “Kickin’” (2003) y “Portal: No Escape” (2011), este último se puede ver en YouTube. A este chico hay que seguirlo porque hizo todo bien. En cuanto a los actores, John Gallagher Jr. nos compra desde el principio, Mary Elizabeth Winstead demuestra una vez más que no es sólo una cara bonita y que está lista para grandes cosas, y John Goodman tiene una actuación para aplaudir de pie. Está excelente y en sus hombros descansa la película. Dato de color: nunca se ve al Ben, el novio de Michelle, sólo se escucha su voz. Presten atención que la provee Bradley Cooper.

¿Quieren una gran historia de suspenso con un final que no lo van a poder creer? (sí, tiene una vuelta de tuerca fantástica). Ni lo duden, ésta es su película, señores. Perdérsela sería un pecado.

Leo González

@soyleogonzalez


Comentarios


“Avenida Cloverfield 10”, un enigma de suspenso y sorpresa