Barcos de guerra van a Norcorea

SEUL.- Destructores de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur zarparon ayer hacia el Mar de Japón para monitorear el inminente lanzamiento de un misil norcoreano, en medio de una altísima tensión regional.

Corea del Norte dijo que pondrá un satélite en órbita entre el 4 y el 8 de abril, pero sus vecinos y Estados Unidos temen que el país comunista utilice el lanzamiento para probar un misil de largo alcance, pese a tener prohibida toda actividad misilística.

Corea del Norte amenazó con abandonar las conversaciones de desarme entre seis países sobre su programa nuclear si el Consejo de Seguridad de la ONU, que fue quien le prohibió probar misiles, le impone nuevas sanciones por lanzar el cohete.

Para mayor tensión en la dividida península, autoridades de Corea del Norte detuvieron hoy a un trabajador surcoreano de una zona industrial conjunta tras acusarlo de denunciar el sistema político norcoreano e incitar a mujeres norcoreanas a abandonar su país.

Pyongyang aseguró a al gobierno de Seúl que velará por la seguridad del hombre mientras investiga su caso, informó anoche el Ministerio de Reunificación surcoreano, que se encarga de las relaciones con Corea del Norte. (Télam)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios