Blanco: “Tenemos una práctica política distinta”

Proponen derogar las leyes laborales del menemismo.

NEUQUÉN (AN).- Cuando hace dos años el Frente de Izquierda de los Trabajadores, FIT, que en la provincia integran el Partido de los Trabajadores Socialistas PTS), el Partido Obrero (PO) y la Izquierda Socialista (IS), logró una banca en la Legislatura con Alejandro López, abrió un camino que lo encuentra en la puerta de la elección del 27 con justificadas expectativas de seguir creciendo en el respaldo de la gente. Esto porque fue en uno de los primeros lugares del interior del país de conseguir un diputado y porque en la elección municipal de junio lo ratificaron con un interesante caudal de votos.

Andrés Blanco, primer candidato a diputado, explicó esa inserción en la sociedad y el por qué de sus posibilidades en los comicios del 27.

–¿Por qué los votan?

–Tiene que ver con el deterioro de la política oficialista. Hay desencanto con los oficialismos nacionales y provinciales y el FIT se hace fuerte por la coherencia de la búsqueda de sus objetivos. Provenimos de procesos de lucha y hemos sido consecuentes con las luchas que hemos mantenido. El kirchnerismo decía que a la izquierda de ellos estaba la pared y el tiempo demostró que la izquierda siempre estuvo a la izquierda de ellos y haciendo un trabajo consecuente.

–¿Cuál?

–Tenemos una práctica política distinta y lo hemos demostrado en la banca en la Legislatura. La rotación cada año de un compañero es una manera de ver las cosas. Cobrar lo mismo que en nuestro lugar habitual de trabajo; plantear que un docente cobre lo mismo que un diputado. La sociedad busca cambios y esos cambios parten de una premisa que es no alejarse de la necesidad de un trabajador, cobrando sueldos muy altos como se cobran en la Legislatura.

–¿Y las propuestas?

–Queremos derogar las leyes de flexibilización laboral del menemismo, algo que en esta supuesta década ganada nunca se discutió. Al contrario, con los decretos de emergencia son sostenidos. El impuesto al salario es aberrante, no se pueden seguir haciendo maniobras solamente electorales de subir el piso. El trabajador no debe pagar ese impuesto, menos cuando asistimos a la entrega de los recursos naturales con condonaciones de impuestos a las multinacionales. La precarización laboral. Se lo menciona vinculándolo al trabajo privado, pero es justamente el Estado, nacional, provincial o municipal, el principal empleador en negro con contratos basura. El acceso a la vivienda. El negocio inmobiliario hace no sólo que sea muy difícil acceder a una casa, sino ya a los alquileres.

–¿Quiénes los votan?

–Primero los trabajadores, pero también la mujer, en tanto hemos trabajado con la cuestión de género, sus reivindicaciones históricas. Apuntamos en forma directa a promover sus derechos y revalorar los ya consolidados. Queremos darle un contenido social, no nos quedamos en lo jurídico que le garanticen derechos, sino también lo social.

–¿El aborto?

–No lo hablamos directamente sino en un enfoque integral. Lo planteamos como un programa social, político y cultural que tienen ver con educación sexual, la anticoncepción y el aborto como alternativa para que no mueran miles de mujeres por este tema.

–¿Explotación no convencional?

–Nos oponemos a la entrega de los recursos naturales, no sólo a los acuerdos. Lo denunciamos: el acuerdo con Chevron sería la cabeza de playa y ahora ya está desembarcando el resto, por eso hay que dar la pelea, fuerte, convencida. Está comprobado que este tipo de exploración provoca daño ambiental muy fuerte. Los recursos naturales deben estar al servicio de la sociedad, con control de los trabajadores es la única manera de asegurar una respuesta a los problemas de la sociedad y a la vez también el medio ambiente.

–Los rivales… ¿Pereyra?

–En el MPN hay una crisis fenomenal como nunca habíamos visto. Pereyra es parte del mismo lobby petrolero. Repudiaba el acuerdo Chevron y dice que no coincidía en que fuera sólo Chevron. Ahora se abrió una puerta y pueden acercarse todas. Incluso la Total, muy amiga de Pereyra.

–¿Fuentes?

–El kirchnerismo está desesperado. No creo que mejoren, porque también hay un desgaste de conjunto del gobierno nacional.

–¿Inaudi?

–El quiroguismo es la idea más reaccionaria de la política en la región, identificado con Macri, no puede triunfar en la capital y en el interior tiene menos llegada.

a 8 días de las elecciones


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios