«Botnia no contamina del lado argentino»

Estudio autónomo no halló problemas en el aire. Es un golpe a los argumentos contra la pastera.

La fábrica de pasta celulósica Botnia, instalada sobre el río Uruguay, compartido con Argentina, no contaminó el aire del lado argentino en las primeras semanas de actividad, según un estudio independiente conocido ayer. El resultado fue inmediatamente cuestionado por organizaciones ambientalistas argentinas, que acusaron a la ong involucrada de colaborar con la empresa. (ver aparte)

«Los niveles en el aire de dióxido de azufre, del que se derivan los posibles gases peligrosos que podría emanar la planta, no sufrieron ninguna variación entre antes y después de que Botnia iniciara sus operaciones», dijo María Arienza, de Green Cross, al diario «La Nación».

Green Cross es una organización no gubernamental fundada en 1993 por el ruso Mijail Gorbachov, el último presidente de la desaparecida Unión Soviética, que interviene en conflictos generados por problemas de contaminación.

Las mediciones se hicieron en el balneario Ñandubaysal, sobre la costa argentina del río Uruguay, próximo a Gualeguaychú, a 230 km al norte de Buenos Aires que lidera las protestas contra la planta. Ñandubaysal está a 12 kilómetros en línea recta de la pastera instalada en la ribera

uruguaya, próxima a la ciudad de Fray Bentos, a 300 km al noroeste de Montevideo.

Las mediciones se hicieron cada hora entre el 11 de octubre y el 20 de diciembre pasados. La planta inició su actividad el 8 de noviembre.

El estudio, suscripto por Nicolás Mazzeo, investigador de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires, estableció que antes del inicio de producción, la presencia de dióxido de azufre era de 0,445141 partes por billón y después de esa fecha, de 0,453425.

«Los niveles que encontramos están muy por debajo de los parámetros que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pueden hacer daño a los seres humanos», dijo Guillermo Jorge, director ejecutivo de Green Cross. Para la OMS el nivel peligroso es de 8 partes por billón y por 24 horas de exposición. El nivel registrado es 8,26% de aquel estándar.

Argentina y Uruguay sostienen una prolongada controversia por la instalación de la fábrica de la empresa finlandesa, que Argentina rechaza por considerar la fábrica contaminante. Mientras, el litigio se dirime en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, donde Buenos Aires denunció a Montevideo por violación del estatuto del río Uruguay, de soberanía compartida.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios