Bracalente denunció amenazas

ALLEN (AA).- El intendente de Allen, Graciano Bracalente, analiza realizar acciones legales por amenazas que recibió durante los últimos días. El sábado por la noche tuvo que trasladar a su hijo a Cipolletti, después de que en FM Terapia algunos oyentes señalaran que iban a quemarle la casa. Esa noche el jefe comunal durmió custodiado por la policía.

Luego de que la empresa «Complejo T» anunció que el boliche no habría las puertas porque el intendente había solicitado a las autoridades policiales que no se le brinde el servicio de seguridad adicional, una catarata de llamados telefónicos salieron al aire a través de la frecuencia 98.7 para cuestionar a Bracalente.

«El sábado por la noche tuve amenazas de todo tipo, los vecinos las escucharon y estoy evaluando qué medidas legales tomar al respecto. Me parece muy poco agradable tener que trasladar a mi familia a otros lugares para preservarla ante las amenazas», expresó Bracalente.

«Las amenazas que escucharon los ciudadanos de Allen eran que se estaban preparando para incendiarme la casa. La policía me sugirió no dar lugar a determinadas cuestiones y así fue como lo hice. Por ahí no es la mejor forma de explicar que soy cabulero para decir que tengo recomendaciones de no concurrir a lugares públicos. Tengo que señalar que tengo cábalas y no que tengo que resguardarme», indicó Bracalente al justificar su ausencia en la plaza San Martín el 25 pasado de mayo por la noche cuando un nutrido grupo de vecinos se reunió para recibir el cumpleaños de la ciudad.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios