Buen momento para el comercio en Bariloche

La Cámara que nuclea al sector dijo que las ventas subieron 40%.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- De la mano del buen momento turístico, la actividad comercial en esta ciudad registró en los últimos dos años una curva ascendente que se tradujo en la apertura de nuevos locales y un fuerte aumento de la facturación global.

En la Cámara de Comercio e Industria de esta ciudad dijeron no contar con estadísticas puntuales, pero calcularon que en los primeros meses de este año el movimiento económico del sector aumentó de un 30 a un 40 por ciento en relación con el mismo período de 2003.

Otros observadores señalaron también que el fuerte repunte del comercio no sólo es resultado del gasto turístico y su efecto multiplicador, sino también de los aumentos salariales en el sector privado y algunos ámbitos de la administración pública.

Un termómetro claro en ese sentido suele ser el nivel de ventas de los supermercados. La cadena La Anónima -que cuenta con cuatro locales en Bariloche- registró en los primeros cinco meses del año un aumento en su facturación del 20 al 25 por ciento, según señaló su gerente regional Eduardo Del Prette.

Aclaró que ése fue el incremento medido «en pesos», pero como la inflación fue muy baja, también en unidades o artículos vendidos la suba en la comparación interanual rondó el 20 por ciento.

El secretario de la CCI, Enzo Mazzolenis, dijo que «el aumento pronunciado de la actividad comercial tiene relación directa con el turismo, que es el factor que más rápido puede revertir una situación económica negativa». En coincidencia con los hoteleros y agentes de viajes, aseguró también que la expectativa para el invierno próximo «es altamente favorable».

Señaló no obstante que los resultados de caj «varían mucho según el rubro» y ubicó entre los de mejor performance a los relacionados con la construcción y con los servicios en general.

Según Mazzolennis, la virtual imposibilidad de conseguir un local desocupado en la zona céntrica «es otro de los reflejos» del cambio experimentado en el último tiempo. Recordó que hace solo tres años «había ofertas de alquiler por todos lados y los precios eran mucho más bajos que hoy».

El dueño de la heladería y chocolatería Tante Frida, Luis Brogger, evaluó que en su caso las ventas también están un 20 por ciento por encima de las registradas el año anterior.

Por su parte Guillermo Gatto, de neumáticos Superamérica, sostuvo que «sin dudas la actividad comercial creció mucho, pero eso no quiere decir que a todos les vaya bien». Explicó que hay rubros puntuales como la gastronomía o la venta de prendas de cuero en las cuales la facturación para algunas firmas pudo haber bajado porque se multiplicó notablemente la oferta.

En su opinión, es indispensable contar con relevamientos estadísticos que hoy no existen y que ayudarían a orientar y planificar mejor la actividad.

Mazzolenis consideró como un dato destacable la desaparición de las caídas abruptas de otoño y primavera. «En el último año las bajas no fueron tan bajas y eso ayuda mucho a mejorar la rentabilidad», observó.

Dijo también que «se está mejorando mucho la calidad de los comercios que se están abriendo» en la ciudad y consideró importante trabajar para «un cambio profundo del proyecto urbanístico» de Bariloche.

Señaló como ejemplos la iniciativa para recuperar la calle Onelli «que se va a transformar en un polo muy interesane cuando se inaugure la ruta de Circunvalación» y también el proyecto elaborado hace años por un grupo de arquitectos para la peatonalización parcial de la calle Mitre.

Sobre esta última idea, Mazzolenis dijo que la CCI inició contactos para obtener financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios