Buenos Aires sale de la pantalla

La película volvió al Festival de Mar del Plata.

MAR DEL PLATA (DPA).- Una de las fotos más curiosas del presidente argentino Juan Domingo Perón (1895-1974) data de 1954 y lo muestra en el cine, con anteojos 3D, durante el primer Festival de Cine de Mar del Plata, que nació por iniciativa de su gobierno. Lo que Perón estaba viendo, en una función que compartió, entre otros, con la estrella de Hollywood Erroll Flynn, era “Buenos Aires en relieve”, la primera película rodada en 3D del cine argentino, cuya versión restaurada fue proyectada ahora, casi 60 años después, por el festival que acogió su estreno. “Conocía muy bien la historia del Festival de Mar del Plata y la famosa foto de Perón con anteojos 3D. Leyendo revistas de la época, descubrí qué película era”, explicó Paula Félix Didier, directora del Museo del Cine de Buenos Aires. “Buenos Aires en relieve” es un documental de 30 minutos a color con vistas de la capital argentina que había sido encargado por el gobierno peronista a Don Napy (seudónimo de Luis Napoleón Duclout) para promocionar su obra. Más allá de ser la primera película argentina en 3D, Félix Didier también se sintió atraída por la historia de Don Napy (1909-1962), un cineasta con una filmografía no muy conocida que incluye títulos como “Camino al crimen” y “Mala Gente”. Escritor, guionista y director, era un fanático de la ciencia, el espiritismo y la ufología, que experimentó durante años, junto a su hermano, con diodos y ondas radiales –lo que llevó a la muerte prematura de ambos– y que se interesó por el 3D porque creía que en Ganímedes, la mayor luna de Júpiter, todos los espectáculos eran en tres dimensiones. Buscando e investigando –especialidad de Félix Didier, que estuvo involucrada, entre otros, en el hallazgo de una copia inédita de “Metrópolis” de Fritz Lang en 2008 en Buenos Aires– dio con un rollo guardado en el Archivo General de la Nación. Pero había un pequeño inconveniente: la técnica 3D requería en esa época de dos rollos de fílmico, uno para cada ojo, con un tratamiento cromático distinto. En el archivo había sólo “un ojo”, es decir, un sólo rollo, por lo que hubo que recrear el otro para volver a proyectar el filme. “A veces está bueno que las películas tarden en aparecer”, afirmó Félix Didier. “Hace 15 años no hubiéramos contado con las herramientas para restaurarla”. A mitad de los años 50, el cine estaba en plena búsqueda de nuevas técnicas: el surgimiento de la televisión había desatado los peores miedos de los grandes estudios, que temían perder a su público. Fue por esos años que el cine desarrolló nuevas tecnologías como el Cinemascope, el Technicolor y el 3D. De hecho, durante esa primera edición del Festival de Mar del Plata, la Warner Bros presentó “Museo de Cera”, de Andre de Toth, primer largometraje en 3D con sonido estereofónico. Casi 60 años después de su estreno, “Buenos Aires en relieve” reviste de un gran valor documental. El filme no sólo muestra algunos de los edificios y barrios más emblemáticos de Buenos Aires, sino que incluso cuenta con imágenes de dos grandes figuras de la época, el corredor de Fórmula 1 Juan Manuel Fangio y el pintor del barrio de La Boca Benito Quinquela Martín. Entre las imágenes no podía faltar, por supuesto, una de el general Perón, conduciendo un automóvil “Justicialista Sport”.

Un rollo de “Buenos Aires en relieve” estaba guardado en el Archivo General de la Nación y pudo resurgir gracias a avances técnicos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora