Buenos vecinos

En política internacional, Santos enfrenta como principales desafíos la reanudación de los lazos diplomáticos con Venezuela, rotos hace dos semanas, y la plena normalización de las relaciones con Ecuador, que estuvieron interrumpidas durante 21 meses hasta noviembre de 2009, cuando fueron retomadas a nivel de encargados de negocios. Ayer llegaron a Bogotá el presidente ecuatoriano Rafael Correa y el canciller venezolano Nicolás Maduro, en un gesto hacia el nuevo gobierno. “Cuenten siempre con nuestro total apoyo. Estamos aquí para ratificar esa hermandad inquebrantable de nuestros pueblos”, dijo Correa a su arribo, en lo que constituye su primer viaje a Colombia desde la ruptura. Maduro, en tanto, dijo que “queremos extender nuestra mano cariñosa, felicitar al gobierno del presidente Santos y decirle que venimos con la mejor disposición de avance, viendo hacia el futuro”. La ruptura de relaciones, tanto con Ecuador en marzo de 2008 como con Venezuela el pasado 22 de julio, ha tenido como trasfondo a las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que operan desde hace más de 40 años y hace una semana plantearon un diálogo al nuevo gobierno de Santos. En el caso de Ecuador, Correa decidió romper las relaciones tras un bombardeo de Colombia a un campamento de las FARC que se encontraba en su territorio fronterizo. (AP)

COYUNTURA


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios