Cambio de mando, Murray es el nuevo rey

El británico conquistó ayer su primer Masters al vencer, en Londres, a un errático Novak Djokovic para terminar la temporada como N°1 del mundo.



#

Andy Murray no juega fútbol, pero a su manera, se dio el gusto de lograr un “hat trick”: venció a Novak Djokovic, el británico se coronó por primera vez campeón del Masters, en Londres y, de esa forma, se aseguró finalizar la temporada como número uno del mundo, lugar que perteneció al serbio en los últimos tres años.

En un duelo cargado de nerviosismo y plagado de errores, Murray necesitó de una hora y 43’ para vencer por 6-3 y 6-4 a Djokovic y así celebrar su primer título en el certamen que reúne a los 8 mejores jugadores del año.

“Este es un día muy especial para mí. Estoy feliz por haber ganado una partido como éste ante Novak y por terminar el año como número uno”, indicó el escocés tras la consagración ante 18.000 fanáticos que lo ovacionaron de pie.

El flamante número uno recordó otros enfrentamientos ante el serbio, que domina en el historial por 24-11, por lo que le dio un valor especial a la victoria.

“Hemos jugado finales de Grand Slam, en los Juegos Olímpicos y siempre ha sido un duro rival. He perdido muchos de esos partidos, pero estoy muy contento de haber ganado éste. Terminar el año como número uno es algo que nunca esperé, no podría haberlo hecho sin mi equipo y mi familia”, remarcó Murray

El escocés, que llegó al número uno del mundo hace dos semanas al ganar el Masters 1000 de París-Bercy, estaba obligado a triunfar en el 02 de Londres si pretendía terminar el año en lo más alto del ranking.

Y tras levantar un match point el sábado en su maratónico duelo ante el canadiense Milos Raonic, ayer tuvo una tarea más sencilla al cruzarse con un errático Djokovic, que cometió numerosos errores con su derecha y casi nunca encontró profundidad en sus golpes.

Un quiebre en el octavo juego del primer set abrió el camino para el triunfo del escocés, que volvió a quebrar en el inicio del segundo parcial para empezar a encaminar la victoria.

Sin reacción, el serbio permitió otro quiebre para quedar 4-1 y dejar todo servido para Murray. Sin embargo, el número uno del mundo mostró unos minutos de duda que llevaron a Djokovic a recuperar un quiebre y a colocarse 4-3. Los dos mantuvieron sus respectivos saques para que Murray volviera a servir 5-4.

El último juego estuvo cargado de tensión, con errores poco comunes en dos jugadores de tanta jerarquía. Hasta que en su tercera oportunidad, Murray aprovechó una nueva equivocación de Djokovic para quedarse con el noveno título de la temporada.

Con el título del Masters y la confirmación del número uno del mundo, el británico completó un 2016 extraordinario, con nueve títulos, récord en su carrera. En la lista se encuentran Wimbledon, los Masters 1000 de Roma, Shanghai y París-Bercy y el oro olímpico en Río de Janeiro. Además, fue finalista de Roland Garros y el Abierto de Australia. En total, Murray jugó 87 partidos en el año, con apenas nueve caídas.

Con el triunfo de ayer, además Murray completó una segunda mitad de temporada inolvidable, con ocho títulos y sólo tres caídas. Una de ellas ante Juan Martín del Potro en la semifinal de la Copa Davis. Tras aquel partido, Murray encadenó 25 victorias consecutivas que lo depositaron en la cima del tenis mundial.

ap

Una verdadera

finalisima

Cedió el trono tras 122 semanas en la cima

Podio Tenis

Datos

Nunca había habido tanto en juego en el último partido de la temporada, además de los 2,4 millones de dólares para el ganador. Era la primera vez que el puesto de N° 1 mundial al término del año se dirimía en el último partido y entre los dos aspirantes, aunque no era la primera que la final del Masters provocaba cambios en la cima.
En el Masters del año 2000, el brasileño Gustavo Kuerten, Nº2, derrotó a André Agassi (8º) y le arrebataba el ‘1’ a Marat Safin.
Si Murray pretendía convertirse en el 17° jugador en acabar el año en la cima, Djokovic aspiraba a hacerlo por tercer año al hilo además de alcanzar a Roger Federer como el más ganador de títulos de Maestros, seis.
“Definitivamente, Andy merecer terminar el año como número uno”, reconoció Djokovic al entregar el cetro. “Jugó mejor tenis que yo y en los momentos decisivos no pude reaccionar. Me sentí mejor al final, pero para entonces ya era demasiado tarde”, añadió.
A pesar de la caída y de no poder recuperar la cima del ranking, Djokovic valoró su temporada, en la que ganó dos títulos de Grand Slam y completó su colección de títulos grandes con el triunfo en Roland Garros. “Tengo muchos puntos destacados para mirar hacia atrás, especialmente en la primera parte de la temporada”, añadió.

Comentarios


Cambio de mando, Murray es el nuevo rey