Camping a metros de Chile

Nuestra corresponsal en La Angostura armó su carpa en el último lugar posible antes de la frontera, a 24 kilómetros de la villa. Y se encontró con una cofradía de acampantes que disfrutan de la pesca, el kayak, la navegación y el trekking en el brazo Rincón. ¿Vamos a recorrerlo?

Para relajarse de la mejor manera

Mariana Fernández mfernandez@rionegro.com.ar

Son las 20:15. En este lugar del mundo todavía es la “tardecita”. Un tímido naranja se demora sobre los cerros, la brisa se detiene, el lago es un espejo y todo se dispone para la foto, y la contemplación. El vecino, que desde hace 20 años viene acampar al brazo Rincón –“su lugar en el mundo”– acomoda la reposera frente al lago y se sienta a presenciar el espectáculo, como cada tarde que el tiempo se lo permite. El camping es de esos lugares que tienen una mística particular. Muchos hace décadas que visitan el lugar y lo reconocen como propio. Para los pescadores, la zona es la meca donde llegar cada año para disfrutar de la pesca. “El tamaño más chico de las truchas que se sacan acá es de dos kilos y medio, el promedio ronda entre los cuatro y hasta los siete kilos”, cuenta Yanette Maldonado, quien junto a su esposo, Ricardo Monsalve, explotan el camping en este confín del país, a pocos metros del límite con Chile. A la tardecita, la hora mágica aquí, una docena de lanchas parten a recorrer la bahía y el brazo Última Esperanza, las dos zonas donde los expertos aseguran que el pique está garantizado. Algunas embarcaciones regresan cuando aparece la primera estrella, otras ya entrada la noche. Al otro día, casi al amanecer, como un ritual obligatorio varios pescadores vuelven a embarcarse para despuntar el vicio. El lugar Durante la erupción volcánica del cordón Caulle en el 2011, cayeron unos 70 cm de ceniza en el lugar. El predio del camping fue despejado, pero la cantidad de arena que arrastraron los arroyos Pireco y Totoral que bordean al camping, formaron una extensa playa en la costa del Nahuel Huapi. Además, el lago retrocedió naturalmente. En el sector de la desembocadura del Pireco se formó una especie de ría, donde por momentos la arena es inestable y uno se puede hundir hasta la rodilla. Pero por otro lado, en los pequeños riachuelos que se formaron el agua es cálida, ideal para que los chicos jueguen o sentarse con la reposera sobre el agua los días de calor. También, tanto el Pireco como el Totoral se pueden remontar en kayak o sit on top (el tripulante no se mete en el habitáculo sino que se sienta sobre él). Y para los que prefieren el trekking, se puede caminar por un largo sendero desde el camping, visitar la laguna Piré o bien hasta el lago Totoral, donde nace el río homónimo. Allí se pueden observar las huellas de la última erupción volcánica y tomar dimensión del fenómeno natural. Servicios Como el camping se encuentra a unos 24 km del centro de Villa La Angostura, cuenta con una proveeduría importante con precios accesibles y un quincho donde los anfitriones ofrecen servicio de cena o almuerzo, con confirmación previa. El menú es fijo y variado: desde pizza (todos los días) hasta pollo al disco y comidas con carne. El precio oscila entre $ 80 y $ 120 por persona. A veces los pescadores llaman desde el lago y avisan que van a ir a comer. Los esperan con la mesa servida y lista. En dos horarios (por la mañana y por la tarde/noche) hay agua caliente para lavar y ducharse. Si bien no hay luz eléctrica en las parcelas, se puede cargar el celular en la proveeduría. Hay señal en la mayoría de los sectores. (Agencia Villa La Angostura)

Para los pescadores, la zona es la meca donde llegar cada año para disfrutar de la pesca. “El tamaño más chico de las truchas que se sacan acá es de dos kilos y medio, el promedio ronda entre los cuatro y hasta los siete kilos”, cuenta Yanette Maldonado, quien junto a su esposo, Ricardo Monsalve, explotan el camping en este confín del país, a pocos metros del límite con Chile. A la tardecita, la hora mágica aquí, una docena de lanchas parten a recorrer la bahía y el brazo Última Esperanza, las dos zonas donde los expertos aseguran que el pique está garantizado.

Algunas embarcaciones regresan cuando aparece la primera estrella, otras ya entrada la noche. Al otro día, casi al amanecer, como un ritual obligatorio varios pescadores vuelven a embarcarse para despuntar el vicio. El lugar Durante la erupción volcánica del cordón Caulle en el 2011, cayeron unos 70 cm de ceniza en el lugar. El predio del camping fue despejado, pero la cantidad de arena que arrastraron los arroyos Pireco y Totoral que bordean al camping, formaron una extensa playa en la costa del Nahuel Huapi. Además, el lago retrocedió naturalmente.

En el sector de la desembocadura del Pireco se formó una especie de ría, donde por momentos la arena es inestable y uno se puede hundir hasta la rodilla. Pero por otro lado, en los pequeños riachuelos que se formaron el agua es cálida, ideal para que los chicos jueguen o sentarse con la reposera sobre el agua los días de calor. También, tanto el Pireco como el Totoral se pueden remontar en kayak o sit on top (el tripulante no se mete en el habitáculo sino que se sienta sobre él). Y para los que prefieren el trekking, se puede caminar por un largo sendero desde el camping, visitar la laguna Piré o bien hasta el lago Totoral, donde nace el río homónimo. Allí se pueden observar las huellas de la última erupción volcánica y tomar dimensión del fenómeno natural.

Servicios Como el camping se encuentra a unos 24 km del centro de Villa La Angostura, cuenta con una proveeduría importante con precios accesibles y un quincho donde los anfitriones ofrecen servicio de cena o almuerzo, con confirmación previa. El menú es fijo y variado: desde pizza (todos los días) hasta pollo al disco y comidas con carne. El precio oscila entre $ 80 y $ 120 por persona. A veces los pescadores llaman desde el lago y avisan que van a ir a comer. Los esperan con la mesa servida y lista. En dos horarios (por la mañana y por la tarde/noche) hay agua caliente para lavar y ducharse. Si bien no hay luz eléctrica en las parcelas, se puede cargar el celular en la proveeduría. Hay señal en la mayoría de los sectores. (Agencia Villa La Angostura)

Fotos de Mariana Fernández


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora