Cataluña va por la secesión y desafía a España

Mas logró una mayoría y Rajoy promete medidas.





AP

MADRID/BARCELONA.- España afronta el mayor desafío de las últimas décadas: el Parlamento de Cataluña dio ayer luz verde al inicio formal del proceso independentista en la región, que el gobierno de Mariano Rajoy tratará de frenar con “todos los medios” del Estado de derecho.

La mayoría absoluta que tienen en la Cámara regional los partidos secesionistas, la coalición Junts pel Sí y la formación anticapitalista CUP, permitió aprobar la resolución pese a la oposición del resto de fuerzas políticas, con 72 votos a favor y 63 en contra.

“Este país hace tiempo que dice, alto y claro, que ha llegado la hora de ir a por todas”, dijo el diputado de Junts pel Sí Raül Romeva, “número uno” de la coalición impulsada por el ahora jefe del Ejecutivo catalán en funciones, Artur Mas.

“Nadie puede detener la voluntad de un pueblo que avanza decididamente hacia un futuro mejor. Ninguna querella, ninguna amenaza, ningún miedo”, dijo Mas.

El documento, pactado de antemano por los grupos políticos secesionistas, propone abrir un proceso constituyente que siente las bases de un “Estado catalán independiente en forma de república”.

“El Gobierno no va a permitir que esto continúe”, dijo en una primera reacción el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, quien ofreció una declaración institucional poco después de la aprobación de la resolución.

“Estamos decididos a utilizar todos los medios que el Estado de Derecho ha puesto a disposición de la democracia para defenderla”, añadió desde Béjar, en la provincia de Salamanca.

El primer paso del gobierno español será impugnar la resolución secesionista ante el Constitucional y solicitar la suspensión de la iniciativa y de sus posibles efectos. (Ver “Escenario”)

Rajoy también anunció ayer que hoy abordará la situación con el líder de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, quien calificó la resolución independentista como el “mayor desafío al orden constitucional de España”.

La suma de escaños de Junts pel Sí (62 escaños) y la CUP (10) alcanzó la mayoría absoluta en el Parlamento de Cataluña tras las elecciones del 27 de septiembre, convertidas en un plebiscito independentista.

Ambas formaciones pactaron una resolución para abrir un proceso constituyente hacia un nuevo Estado en Cataluña. Esta contempla, entre otros puntos, iniciar en un máximo de 30 días la tramitación de “las leyes de proceso constituyente, de seguridad social y de hacienda pública” en la región, de 7,5 millones de habitantes.

El máximo impulsor del proceso independentista en los últimos años ha sido Artur Mas, quien ahora se enfrenta a su tercera y más difícil investidura con su futuro todavía en el aire, ya que para volver a gobernar necesita el apoyo de la CUP, que no ve con buenos ojos los recortes de su gobierno y los casos de corrupción que golpean a su partido, Convergència Democràtica. (DPA)


Comentarios


Seguí Leyendo

Cataluña va por la secesión y desafía a España