Cerámica Zanon, el caso donde el Estado sí optó por la expropiación



#

Luego de aprobada la ley, los trabajadores de la ex Zanon reclamaron la estatización de la fábrica.(Foto: Archivo Leo Petricio.- )

El conflicto que derivó en la expropiación de la ex Zanon arrancó de modo parecido al de Textil Neuquén, con la diferencia que los trabajadores de la cerámica tomaron la fábrica con las máquinas y hornos adentro.

Después de una década de autogestión a través de una cooperativa, el gobierno de Jorge Sapag expropió las instalaciones, previo pago de la quiebra a sus acreedores (entre otros al Iadep) y luego se las entregó a Fasinpat.

El proyecto fue aprobado por la Legislatura y recién se instituyó más de dos años después por decreto gubernamental, y luego del pago de 23 millones de pesos.

Luego de aprobada la ley, los trabajadores de la ex Zanon reclamaron la estatización de la fábrica. Su intención era que el Estado se hiciese cargo de la fábrica pero la dejara bajo control de sus trabajadores, algo que finalmente no ocurrió.

Donde sí se hizo cargo el Estado de los trabajadores despedidos fue en el caso de la mina de Andacollo Gold en Añelo. Si bien es una situación distinta a la de Textil Neuquén porque se trata de una concesión, el gobierno pagó durante varios meses el salario de los mineros y recientemente reacomodó a unos 63 empleados que la nueva adjudicataria dejó afuera.


Temas

Neuquén

Comentarios


Cerámica Zanon, el caso donde el Estado sí optó por la expropiación