Chávez despidió a 1.000 empleados y los acusó de golpistas

EE. UU. dijo que apoyará a los "amigos" que quieren mediar en la crisis

CARACAS- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que despidió a casi 1.000 empleados de la compañía estatal Petróleos de Venezuela que se adhirieron al paro general de 40 días dirigido a sacarlo del gobierno.

«Hemos despedido ya casi 1.000 de ellos (trabajadores petroleros en paro). Estamos saneando PDVSA», dijo Chávez en un acto público que fue transmitido en cadena.

Miles de gerentes y ejecutivos de PDVSA, obreros y técnicos de las refinerías, capitanes de buques y trabajadores portuarios han apoyado el paro, que comenzó el 2 de diciembre del 2002 y ha detenido las ventas de crudo del país socio de la OPEP.

Chávez sostiene que esos gerentes son «golpistas» y han soboteado a la industria petrolera. El paro ha golpeado severamente la economía venezolana, dependiente de las exportaciones petroleras que aporta la mitad de los ingresos del gobierno.

Marco Rossi, un ejecutivo de PDVSA que está adherido al paro, dijo que la producción de crudo en Venezuela necesitará al menos cuatro meses para recuperar los niveles cercanos a la normalidad si el paro de 40 días concluyera el viernes.

Esta semana el gobierno anunció un plan de reestructuración de PDVSA que contempla creación de dos operadoras, para poder controlar la situación.

PDVSA está contratando nuevo personal para reemplazar a algunos de los empleados que se han sumado al paro. En un foro por Internet, el ministro de Planificación, Felipe Pérez, pidió enviar su curricula a quien estuviera interesado. Los empleados de PDVSA que apoyan el paro han dicho que no volverán a sus puestos hasta que Chávez renuncie o acuerde elecciones anticipadas. También sostuvo que el gobierno falló en sus esfuerzos por restablecer la industria con personal sustituto.

Por otra parte, Chávez, manifestó a su par iraní, Jatami, su inquietud «por un aumento de la producción de la OPEP y de algunos países productores» .

Pero este sector no es único en huelga, desde hace dos días los supermercados complican la situación. Al respecto, Chávez, pidió a las Fuerzas Armadas que se preparen para tomar las plantas y depósitos de alimentos paralizados por una huelga opositora desde hace 40 días, «porque quieren asesinar de hambre al pueblo venezolano». «Que se vayan preparando planes para tomar militarmente las plantas y depósitos de alimentos. También estoy dispuesto a tomar las acciones que haya que tomar para asegurar la distribución de alimentos», dijo el mandatario en un acto multitudinario en el Estado de Cojedes (200 kilómetros al suroeste de Caracas).

EE. UU. y UE, apoyan

Estados Unidos prepara una plan para «ayudar» a Venezuela a solucionar la actual crisis. Así, EE. UU. y la Unión Europea dieron indicios de apoyar ahora la formación de un «Grupo de Países Amigos de Venezuela» para reforzar el diálogo que impulsa la OEA, mientras el gobierno de Brasil advirtió que elecciones anticipadas sin acuerdo con el presidente Chávez sería una guerra civil, y el embajador argentino en Caracas, Eduardo Sadous, reconoció que el prolongado paro opositor «no contribuye» a una solución negociada. (Reuters)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios