Cómo se podrá ayudar a monitorear la pesca recreativa

Científicos del Conicet y universidades públicas desarrollan una aplicación para el celular que permitirá una mejor conservación de los peces de Argentina

Más de 50 especies de peces óseos (como el salmón) y condrictios (como tiburones y rayas) son capturadas por la llamada pesca recreativa a lo largo de la costa atlántica y en lagos y ríos de la Argentina. Se practica de manera discontinua y con diferentes modalidades de captura como la pesca desde la costa o la embarcada.

Científicos del Conicet, la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y la Universidad de Buenos Aires están desarrollando una aplicación para el celular, que servirá para llevar adelante una iniciativa de ciencia ciudadana. Las personas que la usen en el futuro podrán colaborar con los investigadores para hacer un monitoreo de las poblaciones de peces, y los datos recopilados se podrán utilizar para tomar mejores decisiones para la conservación de la biodiversidad.

La aplicación se llama “Huka”, una palabra que significa “anzuelo” en el idioma del pueblo yagán, que ha vivido en el archipiélago de Tierra del Fuego. El equipo de investigadores que la desarrollan está formado por Luciano Valenzuela, Leonardo Venerus, Pablo Navarro, Leonardo Morales, Martín García Asorey, Mariano La Cruz y Mariano Venerus.

Científicos del Conicet, la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y la Universidad de Buenos Aires desarrolla la aplicación

En diálogo con Diario Río Negro, el doctor García Asorey, comentó que por la extensión y las modalidades en que se realiza pesca recreativa, “el monitoreo de las poblaciones explotadas demanda una fuerte inversión en términos de recursos y personal abocado a la recolección y análisis de la información”.

García Asorey recibió educación primaria y secundaria en escuelas de Bariloche, se formó como doctor en biología en la Universidad Nacional del Comahue, y pertenece al Grupo de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Acuicultura y Pesca de la Facultad Regional Chubut de la UTN.

“Necesitamos recopilar información confiable sobre el esfuerzo de pesca y las capturas, así como sobre otros aspectos ecológicos y biológicos de las especies blanco de la pesca recreativa”, precisó. Esto se hace con el fin de garantizar la sostenibilidad a largo plazo de las poblaciones de peces que sustentan las pesquerías tanto recreativas como comerciales (artesanales e industriales).

Cuando esté disponible para su uso masivo, la aplicación podrá ser utilizada de manera anónima. “Es parte de una iniciativa de ciencia ciudadana por la cual las personas ayudarán a monitorear la pesca recreativa”, resaltó. Se podrá usar desde Buenos Aires hasta Tierra del Fuego ya que muchas de las especies marinas que se pescan están en la costa de esas jurisdicciones. “En agua dulce, por ahora solo se monitoreará la pesca de truchas en la Patagonia, pero puede ser que más adelante se extienda. Por ahora está en fase de prueba y será utilizada en forma piloto en una área particular para verificar el funcionamiento”, afirmó García Asorey.

El desarrollo de la aplicación fue posible gracias al apoyo de la Subsecretaría de Ambiente del Ministerio del Interior de la Nación, financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial e implementado por la FAO.

La persona que más interactúe con la app, que más información envíe, irá subiendo en una escala, desde “Principiante” hasta “Maestro/a”. A medida que irán enviando sus partes de pesca, podrán visualizar luego un mapa donde estará resumida toda su actividad. De esta manera, los pescadores van a tener identificados los puntos donde hicieron determinadas capturas.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios