Cientos de evacuados en varias provincias

Las fuertes lluvias registradas en los días últimos provocaron gran cantidad de problemas y obligaron a la evacuación de numerosas personas. El alerta meteorológica se mantiene ante la posibilidad de nuevas lluvias y fuertes vientos. La ruta 35, que recorre La Pampa de norte a sur, está cortada en Eduardo Castex.

BUENOS AIRES y ROSARIO- Cerca de mil personas fueron evacuadas ayer en localidades de la provincia de Buenos Aires, La Pampa y Santa Fe, como consecuencia de las fuertes lluvias, que provocaron inundaciones y desbordes de cursos de agua.

En Rosario, los evacuados fueron cerca de trescientas personas de la zona Norte de la ciudad, que sufrieron el desborde del arroyo Ibarlucea y las intensas lluvias de las últimas 48 horas.

En La Pampa, hubo familias evacuadas en Lonquimay, Eduardo Castex, Monte Nievas, Colonia Barón, Macachín y Rolón, además de rutas cortadas, caminos vecinales convertidos en lagunas y casas y comercios con considerables pérdidas.

También en la localidad bonaerense de Pergamino, al noroeste de la provincia, unas trescientas personas debieron dejar sus hogares, en los barrios vecinos al arroyo Pergamino que -según señaló Defensa Civil- «no desbordó, pero está al límite».

Otras localidades donde hubo inundaciones ayer son: San Nicolás (hay setenta evacuados), General Viamonte (25), Leandro Alem (un número no determinado de autoevacuados), y Puán (una familia debió dejar su vivienda).

La gravedad de la situación motivó que el senador radical bonaerense Leopoldo Moreau le enviara un telegrama al jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, para reclamarle la transferencia de unos veinte millones de dólares de partidas presupuestarias «a los municipios del oeste bonaerense».

En la zona del Gran Rosario, los últimos registros marcaban más de 150 milímetros de agua caída, especialmente en zonas rurales, desde donde el agua se desplazó hacia la zona Norte de la ciudad.

Otros de los puntos en los que se produjeron desbordes fueron los barrios Sorrento y Savia, donde numerosas familias fueron evacuadas.

Según informó el subsecretario provincial de Promoción Comunitaria, Daniel Bonis, «suman unos 310 los evacuados en Rosario, de los cuales 130 son adultos y 180 niños», todos los cuales fueron alojados en diferentes centros.

En el barrio Nuevo Alberdi los damnificados son 90 adultos y 120 niños, alojados en el Batallón de Comunicaciones 121, mientras que los de Sorrento y Savia fueron derivados al centro comunitario «Fátima».

El alerta climático continúa para las zonas Centro y Sudeste de la provincia de Buenos Aires por vientos y lluvias, que disminuirían en la madrugada de martes, según dijeron fuentes de Defensa Civil bonaerense.

Mientras tanto, en algunas zonas de La Pampa, como General Pico y sus alrededores, a unos 130 kilómetros hacia el noreste de la capital provincial, y también en Lonquimay, en el departamento Catriló, las lluvias comenzaron hace algo más de una semana y en total han caído unos 380 milímetros de agua.

La ruta nacional 35, que recorre la provincia de norte a sur, había quedado ayer cortada en un tramo de cinco kilómetros, en proximidades de Eduardo Castex. (DyN)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios