Clave, pero no decisivo

"Sí, es clave", dijeron los concejales Osvaldo Llancafilo del MPN y Ariel Kogan del Partido Justicialista, cuando se los consultó sobre la incidencia del voto de los barrios del oeste en el resultado electoral.

ELECCIONES EN NEUQUÉN

Pero advirtieron que no necesariamente el partido que saca más votos en ese sector se asegura la victoria, por el cambiante comportamiento de los vecinos en cada elección.

También coincidieron en que aún cuando el MPN tiene un núcleo «duro» de votantes ahí, como el quiroguismo en otros circuitos del centro, hay una porción de independientes que termina volcando el fiel de la balanza.

«El 41% de los electores vive en los circuitos 62-A y 1-G, de ahí se deduce el impacto que, sin duda, es clave», señaló Llancafilo. «En términos de resultado el oeste siempre ha terminado siendo un lugar de voto duro del MPN. Otros partidos lo tienen en otro. Por ejemplo, Quiroga lo tiene en el centro», acotó.

Kogan dijo que «aunque el voto del oeste es clave no quiere decir que sea decisivo. Ya se demostró en elecciones locales, provinciales y nacionales».

Ejemplificó: «En las dos que ganó Quiroga emparejó en el oeste y la diferencia la marcó en el resto de circuitos». Otro: «El PJ en las presidenciales de 2011 ganó Neuquén capital. En esa ocasión el candidato del PJ fue Alberto Ciampini y el del MPN Alicia Comelli. En el oeste ganó Comelli, pero en el resto se impuso Ciampini».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios