Con la unión conquistaron el respeto

La Cámara de Comercio logró ser pionera en el cierre dominical y la prohibición de la venta ambulante foránea en Catriel.



1
#

La avenida San Martín concentra los negocios.(Foto: César Izza )

2
#

3
#

Colocado al ingreso de Catriel, el letrero previene la infracción.

Instituciones

Las instituciones son las que hacen fuertes a los grupos humanos modernos porque si son capaces de asociar los intereses del sector con acciones concretas, logran la mejor defensa de sus miembros ante cualquier adversidad.

En la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Catriel y Peñas Blancas (CCIA), incidir en la economía local a favor de sus representados es una premisa que va más allá de los enunciados.

La entidad, que desde hace tres años es presidida por el supermercadista Adrián Otero, viene de un logro contundente: hace apenas un par de semanas se implementó con éxito “la primera ley (ordenanza) en la Patagonia de cierre dominical”.

La normativa prohíbe abrir ese día a los comercios de más de 40 m2 de superficie, aunque reconoce excepciones en el área de servicios, como estaciones de combustible, heladerías, restaurantes y afines, explica Otero.

P- ¿Y eso no va en contra de la propia actividad?

R- “No. Está comprobado que producción y ventas no bajan sino que se reacomodan en el resto de la semana y el empleado tiene un día para el encuentro familiar, cosa que no sucede desde que se desreguló la actividad comercial, hace casi 30 años, y empezaron a proliferar los shopping e híper en el país y los comerciantes más chicos, para poder competir, se veían obligados a trabajar de lunes a lunes”.

El dirigente reconoce, sin embargo, que la caída en la producción de hidrocarburos y la situación nacional hacen que este “sea un mal momento porque en Catriel la economía está ligada al petróleo y los operarios, que casi no van a los yacimientos cobran menos, sólo el básico, lo cual es una quita significativa”.

No obstante, matiza que tienen en la localidad muchos de “los sueldos más altos del país, con los petroleros y los camioneros”. Igualmente, define el año como una meseta para la actividad comercial con el añadido de que los altos alquileres de los locales pusieron un freno al crecimiento de años anteriores.

La Cámara agrupa a unos 250 socios sobre los alrededor de 400 comercios instalados en Catriel, ciudad que registra aproximadamente un millar de habilitaciones que comprenden otros rubros como consultorios, estudios, etc.

Otro de los logros de la CCIA es haber conseguido la erradicación, por ley municipal, de la venta ambulante y los manteros, prohibición que incluso se hace saber con un letreros colocado al ingreso a la ciudad desde la ruta 151.

P- ¿Y se cumple?

R- “Sí, el comerciante que detecta a un foráneo, llama a Inspectoría municipal, que enseguida viene. Los carteles en la ruta ya son una ayuda”.

Están encolumnados con la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) ya que como dice Otero, en su mayoría la entidad catrielense agrupa a pymes.

Y junto con la CAME y el municipio, la Cámara está comprometida en otro gran proyecto para el sector, el centro comercial a cielo abierto, del cual la cuadra del bulevar San Martín comprendida entre las calles Formosa y Jujuy, es la primera muestra en la que la comuna invirtió casi 1,5 millones de pesos.

La iniciativa, que también prospera en otras ciudades del país, vincula a través de un convenio al municipio como ejecutor de las obras, a la CAME y a los comercios que quieran asociarse. En lo concreto, se trata de una intervención sobre la planta urbana, a lo largo de 11 cuadras de la avenida San Martín, para dotarlas de mejoras funcionales y estéticas, como nueva iluminación y estacionamiento, adoquinado, parquización y mobiliario urbano, que homogeneicen la presencia de los negocios, haciéndolos más atractivos y accesibles al vecino.

Avanzar con las mejoras sobre dos cuadras más hasta calle La Pampa es la previsión para el año próximo.

La responsabilidad de dirigir a una decana

Adrián Otero lleva tres años al frente de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Catriel y Peñas Blancas, fundada hace 45 años, en 1971. Es la entidad decana y de ella, conforme crecía la economía, hubo desprendimientos que dieron lugar a las cámaras de Servicios Petroleros (Casepe), de pequeños productores agropecuarios y hasta de apicultores. Dueño de un supermercado, junto a sus hermanos Martín y Alejandro, Otero cree que seguirá al frente de la CCIA luego de la asamblea para renovar autoridades, el próximo 30 de noviembre, aunque llamó a que se presenten nuevas listas.


Comentarios


Con la unión conquistaron el respeto