Convivirá con un emérito

NEUQUEN (AN).- Por segunda vez en su vida, Agustín Radrizzani convivirá en Lomas de Zamora con un obispo emérito, aunque de distinto cuño de Jaime de Nevares. Radrizzani dijo que su próxima misión episcopal tendrá un lema similar al actual, tomado de la Primera Carta del apóstol Juan: «hemos creído en el amor». Fue una continuidad con la que tenía De Nevares -«el amor de Cristo nos apremia». En Lomas, «puedo mantener esa consigna o elegir otra» y citó, también del evangelista Juan, «que todos sean uno».

Radrizzani señaló las similitudes de su nueva misión con la anterior: reemplazar a un obispo designado 30 años antes, con una diócesis en marcha y un estilo de conducción definido. Las diferencias son las posiciones respectivas de De Nevares y de Desiderio Collino en el episcopado y en la sociedad argentina, aunque de ese tema, Radrizzani no habló. Solamente, recordó cuando recibió la noticia de la designación, en Córdoba, de boca del nuncio apostólico Santos Abril y Castelló.

Otras diferencias: la complejidad de la conducción de una jurisdicción numéricamente mayor y económicamente más poderosa, con una conflictividad social diferente.

Hábito coral o sotana fileteada

NEUQUEN (AN).- «Será la única vez que la usaré en mi vida», dijo Agustín Radrizzani, convencido. El domingo 23, cuando llegue a la catedral Nuestra Señora de la Paz, ubicada en el 400 de la avenida Sáenz en Lomas de Zamora, el segundo obispo neuquino vestirá su «filetatta» -o fileteada, una sotana negra con ribetes rojos en cuello y puños, faja y botones también rojos-.

Su anfitrión, Desiderio Collino, seguramente usará el «hábito coral», una sotana ceremonial roja con solideo del mismo color, pero que evidencia mayor jerarquía y preocupación por dejar sentada la importancia del acontecimiento.

Las vestimentas contrastarán con el habitual y austero «clergy collar» que usa Radrizzani habitualmente sobre una camisa celeste, gris o azul.

El contraste tiene su significado: Lomas de Zamora es una diócesis asociada con el tradicionalismo católico, y la ceremonia de asunción de su cuarto obispo no pasará desapercibida, y no está en la voluntad de Radrizzani marcar un abismo entre su antecesor y él. Desde Neuquén partirán micros con miembros de las comunidades que irán en caravana, junto con algunos automóviles.

La pretensión de los organizadores es «llenar unos diez colectivos» con gente de las parroquias e iglesias de la provincia. Una semana antes de la partida de Radrizzani -el próximo sábado 16 por la tarde- se hará una fiesta de despedida del obispo en el Ruca Che.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios