Crecen las denuncias por la situación de los presos en Guantánamo

WASHINGTON.- Un alto responsable de la organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) denunció ayer «el archipiélago» de centros de detención, muchas veces secretos, puesto en práctica por Estados Unidos en el marco de su «guerra contra el terrorismo».

«Estados Unidos mantiene un archipiélago de prisiones en el mundo, muchas de ellas secretas», declaró William Schulz, director ejecutivo de AI para Estados Unidos, a la cadena televisiva Fox News.

«Las personas desapa

recen literalmente, son detenidas indefinidamente en secreto sin tener acceso a un abogado, a un juicio o a sus familias», agregó.

Ultimamente Estados Unidos enfrenta acusaciones de torturas en la prisión iraquí de Abu Ghraib y en Afganistán. A su vez la confirmación estadounidense de que personal militar de la prisión de la base de Guantánamo (Cuba) maltrató el Corán en cinco ocasiones podría desatar una nueva ola de ira en el mundo musulmán.

La administración estadounidense -desde el presidente George W. Bush al secretario de Defensa, Donald Rumsfeld- negó con vigor estos últimos días la expresión de la organización AI que calificó a la base de Guantánamo de «Gulag de nuestros tiempos».

Los dirigentes calificaron de «absurda» cualquier relación entre las medidas tomadas en el marco de la «guerra contra el terrorismo» y las millones de deportaciones de civiles inocentes en los tiempos de la URSS.

«Es muy difícil llevar adelante una cárcel perfecta en cualquier lugar, pero Estados Unidos lo hace tan bien como cualquier otro país en el mundo», afirmó con orgullo el senador republicano Whip Mitch McConnell en el programa televisivo «Late Edition» del canal CNN.

Estados Unidos dirige el sistema más grande de prisiones en el mundo, con más de 2,1 millones de internos, según los últimos datos del gobierno. Esto equivale a que uno de cada 138 residentes del país se encuentra tras rejas. Schulz aseguró que esta comparación no constituía «una analogía literal», pero que existían «similitudes».

«En algunos casos sabemos de personas que son maltratadas, torturadas e incluso asesinadas. Esto se parece en la forma y también en la amplitud de lo que sucedió en el gulag y varios otros sistemas de detención a lo largo de la historia del mundo», dijo. La palabra «archipiélago» utilizada el domingo por Schulz evoca al «archipiélago Gulag», el libro del célebre disidente Alexandre Soljenitsyn contra el sistema de campos de concentración soviético.

The New York Times evaluó que Guantánamo se convirtió en una «vergüenza nacional» y que lo mejor sería cerrar este centro de detención establecido por fuera del derecho común o del internacional. (DPA)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora