Datos

Redacción

Por Redacción

De su investigación sobre el Presupuesto 2014, el Cippec extrae, entre otras conclusiones y en relación con las proyecciones macroeconómicas, la existencia de metas de compleja concreción. “Tal como se viene repitiendo en los en años anteriores”, se sostiene. Veamos: • Es de compleja concreción –por caso– la meta que el presupuesto establece en materia de Índice de Precios al Consumidor (medido por el Indec). La estimación oficial lo sitúa en el 9,9 de variación interanual. Sin embargo, la estimación formulada por entidades privadas pronostica, para este plano, valores que oscilan entre el 25 y 30%. • En materia de crecimiento, “el error no siempre tiene el mismo signo”, señala el Cippec. Y precisa: “Si bien en general se viene subestimando, en años de crisis como el 2009 y 2012, el PBI fue menor al proyectado (en los presupuestos para ese lapso) por el gobierno. Las fluctuaciones del PBI son mucho más exageradas que los moderados vaticinios oficiales. Para el 2014 el gobierno estima un crecimiento de 6,2, mientras que en el ámbito privado se señala que será del 3% o incluso menos. El FMI lo fija en el 3,26. • El tipo de cambio proyectado es de 6,33 pesos por dólar. “Esto también luce subestimado, especialmente a partir de la moderada aceleración de devaluación mensual que tuvo lugar desde julio a septiembre, que pasó de promediar 1,5% en los primeros meses del año a superar el 2,5 en los meses más recientes”, sostiene el Cippec. • La organización estima que el presupuesto conformado por el Poder Ejecutivo subestima el crecimiento del nivel de gastos. Para el 2014 lo fija en el 19,2%. Esta subestimación tiene, a juzgar del Cippec, historia. Sucedió ya con los presupuestos 2011, 2012, 2013 e incluso, aunque en menor medida, con años del lapso K. En septiembre del 2011, por ejemplo, “se dijo que el gasto aumentaría un 16% con respecto al 2012, pero finalmente aumentó un 30% nominal. El mayor error radicó en suponer que los gastos en servicios económicos –sobre todo los subsidios en transporte y energía– quedarían congelados. En el 2013, el gobierno nacional posiblemente termine gastando en este rubro un 41,6% más de lo que el Congreso autorizó inicialmente al aprobar el presupuesto para el año que se va. El segundo rubro en el que los gastos –siempre para el 2013– superaron mucho lo planificado es Defensa y Seguridad: en este caso, es posible que los conflictos en Prefectura y Gendarmería fueran la consecuencia de un error en la estimación inicial del gasto. Si se toma todo el gasto proyectado para el 2013, éste terminará siendo al menos del 15% superior a lo que permitió el Congreso, según cifras oficiales. (Walter Agosto es contador e investigador asociado del Programa de Política Fiscal del Cippec. El Informe sobre Presupuesto 2014 lo realizó con otras dos investigadoras de ese centro: Estefanía Casadei y Luciano Díaz Frers. Agosto fue ministro de Economía de Santa Fe y también diputado nacional. Ha sido investigador en la Universidad de Alcalá de Henares (España) y en el Instituto Nacional de Estadística de México. Actualmente es profesor en la Universidad Nacional de Rosario y en la Universidad Católica de Santa Fe)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios