“De vez en cuando no está mal consultar en algunos temas para gobernar para todos”

A los pocos meses de haber asumido el cargo, el intendente Quiroga comenzó a dar síntomas de abusos de poder y de la intolerancia que lo caracterizó en su gestión anterior, intolerancia y arrogancia que lo arrastraron a cometer errores por los cuales pidió perdón hace unos meses, aunque parece que ya se olvidó. La destrucción inconsulta del histórico anfiteatro, el desconocimiento de la problemática con el servicio de taxis de la ciudad y el maltrato a los alumnos secundarios que reclamaban con merecida justicia su boleto estudiantil son síntomas de una futura enfermedad que el Sr. intendente y su gabinete no deben desestimar. Los alumnos secundarios están luchando a su manera para que el boleto estudiantil no se dispare de ese modo brutal y ridículo, y cuando digo “a su manera” me refiero al corte de calles que realizaron hace días frente al palacio municipal. Cierto es que en el municipio no existe y no se creó un espacio donde los jóvenes puedan realizar sus peticiones, presentar sus ideas o simplemente hacer escuchar sus necesidades. Y cuando hablamos de jóvenes y adolescentes estamos refiriéndonos al futuro de cualquier sociedad. Sin poner en tela de juicio el método de corte de calles –dado que en Neuquén es moneda corriente y el que esté libre de culpa que arroje la primera piedra–, lo desagradable de esa situación fue que aun bajo la lluvia nuestros jóvenes siguieron reclamando lo que ellos consideraban justo y la única respuesta que tuvieron fue: nada. O sea, hacer la más fácil y, amparado por las dos seudo premisas de principios éticos que parece que son doctrina de NCN y que rezan: 1) “El intendente no dialoga bajo presión” y 2) “No puedo someter cada decisión que tomo a una asamblea popular”, como lo expresó en varias oportunidades, no los atendió. Así le están yendo las cosas. Cuando en cualquier gobierno el eje de las acciones y su doctrina dejan de ser las personas, el diálogo y el respeto para ser reemplazados por la intolerancia, el capricho y el “acá se hace lo que digo yo”, ese gobierno está más cerca de un modelo de conducción de patrón de estancia o sheriff del far west y, obviamente, no está bendecido por el éxito. Nuestros chicos se fueron mojados y masticando rabia en aquella ocasión. Ahora, funcionarios con mucha experiencia política y administrativa están jugando al desgaste con ellos, convocándolos a burocráticas reuniones semanales con la premisa y conclusión de que se debe respetar a rajatabla lo que dice Quiroga para tratar de llegar a un acuerdo consensuado, o sea, otra vez nada. Nuestros chicos necesitan que el boleto estudiantil se mantenga en los valores anteriores al aumento y nada más, así de sencillo. No tienen dinero para afrontar dos o cuatro viajes por día. Pero nadie los escucha y ahora intentan desgastar su frágil experiencia de vida con reuniones interminables. Es sorprendente el poco valor que tienen los reclamos de estos chicos frente a la empresa Indalo y cómo el Ejecutivo y el Legislativo del municipio, sutil pero firmemente, defiende las ganancias y rentabilidad de esa empresa. Me refiero a esto porque los colectivos “nuevos” (“nuevos” no es sinónimo de “cero kilómetro”, por cierto) todavía están circulando por nuestra ciudad sin patentes. ¿Puede un vehículo de un servicio concesionado circular sin patente? ¿Acaso no es exigencia del contrato de concesión que la empresa tribute en el municipio de Neuquén? ¿Dónde estarán tributando, entonces? Y cuando los patenten, ¿serán ciertamente cero kilómetro o simplemente “nuevos”, como de manera vaga y ambigua se refiere en la concesión? Cierto es que nunca se deja de aprender, pero al menos no vuelvan a repetir los mismos errores. De vez en cuando no está mal consultar en algunos temas para gobernar para todos, porque de eso se trata el juego de las instituciones. Creo que la mejor explicación de lo que está sucediendo en este gobierno la dio el jefe de gabinete, el Sr. Bermúdez, que poniendo claridad y sabiduría en estos desafortunados episodios dijo que estas cosas suceden porque “somos una sociedad adolescente”. Eduardo Banchero DNI 11.703.392 Neuquén


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios