Desde el PJ desestiman rápido acuerdo con Nación

Las negociaciones por la coparticipación federal deben reanudarse hoy pero, desde el PJ, Ruckauf y Reutemann advirtieron que no habrá rápido acuerdo y hablan de “cesación de pagos”.

El gobernador de Buenos Aires, Carlos Ruckauf, y el de Santa Fe, Carlos Reutemann, desestimaron ayer que las provincias alcancen una rápido acuerdo con la Nación por las deudas de fondos coparticipables y deslizaron la posibilidad de que se produzca una “cesación de pagos” por la falta de recursos.

Mientras tanto, el presidente Fernando de la Rúa aseguró ayer que “las reuniones con los gobernadores siguen; conmigo no, pero con el Jefe de Gabinete (Chrystian Colombo), han trabajo en las últimas horas”.

Las manifestaciones de los mandatarios condicionan la posibilidad de que hoy los gobernadores justicialistas logren alcanzar un acuerdo con la Nación, para reducir el peso de las deudas públicas, mediante la refinanciación de créditos de esos distritos con bancos que operan en el país, a cambio de una reducción en el envío de fondos coparticipables.

“Es necesario la comprensión de todos para solucionar este problema, que hace al endeudamiento interno, donde las provincias pagan intereses demasiado altos y en la Nación hay menos recursos porque no hay crédito”, consideró el presidente.

Lo cierto es que, ni Ruckauf, ni Reutemann se mostraron optimistas de cerrar un acuerdo fiscal con el Poder Ejecutivo Nacional, en las nuevas reuniones que continuarán hoy, desde las 17, en esta capital.

Ruckauf admitió que no es “seguro que se firme ningún convenio; tenemos la mejor buena voluntad: ahora, tienen que estar garantizados los fondos que permiten el pago de los sueldos, jubilaciones y proveedores a las provincias”, explicó.

El mandatario bonaerense manifestó que “tienen que estar garantizados” los abonos de los fondos coparticipados destinados al pago de jubilaciones y haberes estatales, y a atender los compromisos con proveedores, y consideró que “si no se cumplen estas condiciones, estamos cerca de la cesación de pagos”.

Ruckauf agregó: “tengo la sensación que si no se cumplen estas condiciones estamos muy cerca de la cesación de pagos”.

Respecto a las medidas económicas que anunciaría el gobierno, estimó como posible derogar por parte de las provincias Ingresos Brutos y Sellos por un acuerdo bilateral con la Nación, y reemplazarlo por un Impuesto a las Ventas, “que en Estados Unidos tuvo un muy buen resultado”.

En tanto, Reutemann advirtió que “si (desde el Gobierno nacional) nos cortan la coparticipación, todo lo que estamos hablando se va caer en pedazos, nos quedamos sin aire todos”.

El mandatario santafesino consideró que “lo más grave de esto es que se está violando una ley”, porque “está todo firmado, hubo acuerdo en las Legislaturas provinciales, pero la plata no está” y “lo perverso de todo esto es que la Nación cerró su Déficit Cero, y lo publica desde hace tres meses con grandes titulares, retaceándole a las provincias recursos que les son propios”.

Reutemann destacó que “siempre hemos buscado la gobernabilidad para el bien de todos los argentinos, hemos cedido, pero cada vez el asunto se complica más, el ajuste es mayor”.

“La semana pasada la Nación recompró deuda externa por 300 millones, y es probable que lo haya hecho con los fondos retrasados a las provincias”, afirmó Reutemann. (DYN y Télam)

Anoche seguían

negociando

El gobierno nacional y las provincias continuaban anoche las negociaciones para destrabar el acuerdo sobre la coparticipación federal de impuestos.

Las conversaciones comenzaron minutos después de las 19 en la Casa Rosada, y eran encabezadas por el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, el ministro de Interior, Ramón Mestre, y el secretario de Hacienda, Jorge Baldrich.

Al cónclave acudieron el gobernador de Río Negro, Pablo Verani; el de Neuquén, Jorge Sobisch; y el de Formosa, Gildo Insfrán, quienes presentaron la postura de las provincias en las negociaciones por la coparticipación de impuestos nacionales al interior. Esta instancia entre la Nación y las provincias apunta a obtener algún avance antes que se realice el nuevo encuentro entre los mandatarios de las provincias, que se produciría hoy a las 17.

Según trascendidos, el gobierno intenta obtener que las provincias acepten una reducción en los fondos de coparticipación a cambio de refinanciar las deudas que las administraciones mantienen con bancos privados.

El Congreso busca cambiar el rumbo

La embestida política para que el gobierno cambie de rumbo económico se plantearía mañana en la sesión especial que coincidieron en pedir en la Cámara Baja los bloques del justicialismo, Frepaso, Frente para el Cambio y ARI con el fin de recuperar las facultades especiales delegadas por el Congreso en el Poder Ejecutivo.

Sólo un acuerdo que destrabase la relación de la Nación con los gobernadores, así como medidas que satisfagan las exigencias de reactivación y contra el ajuste que surgen del espectro partidario -incluido el oficialismo- aliviaría la complicada realidad que estalló después de las elecciones legislativas del domingo último.

Las facultades que en Diputados se quieren recuperar implicaron que el ministro de Economía, Domingo Cavallo, en los últimos ocho meses decidiese medidas de ajuste del sector público y la administración central, modificara alícuotas impositivas y adoptase otras medidas fuertemente criticadas desde el arco político.

En declaraciones radiales, Pernasetti admitió respecto a la eventual derogación de poderes que se pretende que “la verdad es que hoy no tenemos número para frenar una acción de este tipo”, debido al proceso de fragmentación que sufre la Alianza UCR-Frepaso.

El radical Eduardo Santín, enrolado en el sector crítico de su bloque, advirtió que “si la idea del gobierno es profundizar su política de ajuste en estos días, si no produce cambios en su orientación económica, es probable que se produzca un fenomenal debate sobre la derogación de esta ley”.

Aunque en la conducción del bloque radical se cree que la convocatoria que el PJ se adelantó a lanzar el miércoles juega con la presión que ejercen sus gobernadores para asegurarse la coparticipación, en la medida que otros bloques se fueron expresando a favor de recuperar las facultades delegadas aumentaron las chances de que ello se concrete.

Desde el justicialismo se argumentó que la que nueva realidad política que surgió el domingo 14, marcando una vuelta a la escena presidencial del partido, no se compadece con que el Poder Ejecutivo siga disponiendo de facultades legislativas para seguir el rumbo en una política que carece de consenso. (DYN)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios