Desfile de ex menemistas por la Casa Rosada

El gobierno deja de lado algunos principios y sale a quemar naves en las elecciones legislativas de octubre.

«El problema no lo tienen con los menemistas sino con el apellido Menem». Nunca tan ciertas las palabras del senador Eduardo Menem cuando se despedía semanas atrás del bloque oficialista del PJ.

A la luz de los actores políticos que desfilan por la Rosada, habrá que concluir que el riojano sugirió algo más que una metáfora política.

«Río Negro» pudo saber que tras la derrota del gobierno en Santiago del Estero, de la mano del operador multiuso Juan Carlos Mazzón volvieron a recorrer despachos oficiales los «irrompibles» de la criticada década de los 90 .

Las incursiones a la oficina del jefe de gabinete, Alberto Fernández, se produjeron en forma espaciada y en el más estricto secreto. Según testigos, se vio pasar al ex secretario de Inteligencia, Miguel Angel Toma , al diputado Oscar Lamberto y hasta el empresario financista en la campaña de Menem, Francisco De Narváez.

La lectura que hacen algunos hombres del gobierno para admitir este sondeo se apoya en la necesidad urgente que tienen de quemar todas la naves en la elecciones legislativas de octubre.

«No tenemos buenos defensores del oficialismo en los debates parlamentarios», reconoció un operador del operativo»rescate» de las insólitas figuras. En este sentido, comparan con desdén la posibilidades discursivas que tiene el actual jefe de bancada oficialista Díaz Bancalari co respecto al ahora relegado Humberto Roggero.

En contrapartida, los «irrompibles» dudan sobre las verdaderas intenciones de estos sondeos. En algunos, el sabor amargo de las humillaciones recibidas no hace mucho por parte de Kirchner, es más fuerte por ahora , que el deseo de confort que da volver a hablar con el poder.

Con la crisis de Cromañón, que dejó como cadáver político a Aníbal Ibarra , la ofensiva de animarse a dialogar con cuadros relegados por su pasado menemista pasó a tener mayor ímpetu. El claro ejemplo fue el rescate de la figura de Juan José Alvarez , actualmente al frente de la secretaria de Seguridad en Capital.

Fue en el pico de la crisis en Capital Federal que hasta se pensó en el gobierno de una posible intervención al distrito y de lanzar de candidato a jefe de gobierno en reemplazo de Ibarra al vicepresidente Daniel Scioli.

Los reflejos de Ibarra convocando a un plebiscito, junto con una desarticulada oposición, hicieron que se volviera atrás el plan, que incluía una movida institucional difícil de explicar .

«El pragmatismo tiene sus límites» dice un transversal que critica la ineficacia como «operador» de Mazzón, «responsable del fracaso de Santiago del Estero».

Los defensores de este último recuerdan que en realidad Santiago no se habría perdido por una mala elección de candidato (Pepe Figueroa , ex menemista) sino por haber creído que dejar en manos del ex fiscal Lanusse la intervención, iba a garantizar un éxito electoral.

La distensión con el peronismo tradicional se viene dando con una serie de contactos personales del presidente Kirchner con los gobernadores de Santa Fe Carlos Alberto Reutemann y el de Córdoba José Manuel De la Sota.

En cuanto al cordobés, es al que menos digiere el primer mandatario, pero a la vez sabe que necesita imperiosamente arribar a un acuerdo electoral con él para no rifar la victoria nacional en octubre. El acuerdo tiene sus inconvenientes, por el nivel de recrudecimiento de rivalidades con el «transversal» intendente Luis Juez.

Pragmatismo versus cambio romántico es otra vez la disyuntiva peronista, sobre todo de aquellos como el jefe de gabinete Alberto Fernández, que supieron estar muy cerca de Domingo Cavallo en la demonizada década de los 90.

¿O acaso Duhalde, que se enfrentó históricamente a Menem, no utilizó los servicios de sus mas fieles oponentes?

Lo más complejo para el gobierno no es hoy por hoy un actor político como Menem que está fuera de combate, sino lo que se esconde detrás de odro apellido, Duhalde.

Horacio Caride


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios