El Coyote sigue reinando

Villagra llegó muy complicado a la definición, pero festejó otra vez. No hay otro igual en Argentina.

Raúl Bellido

En los caminos del Valle de Traslasierra el talentoso Federico Villagra consiguió una de las victorias más espectaculares de su campaña en el Rally Argentino.

Es casi imposible imaginar una definición tan apasionante y cerrada, incluso en la prueba con más kilómetros de pruebas especiales por recorrer en todo el certamen. Eso que seguramente no estaba en ningún guión, se hizo realidad en el Rally de Córdoba, la última fecha dek Argentino en Mina Clavero Aunque lo que nunca cambia es el final de la película, con Federico Villagra como campeón. Villagra se las ingenió para sonreír, incluso cuando muchos ya lo descartaban de la pelea por el título a raíz de sus floja cosecha de puntos en algunas citas y de la ausencia en Catamarca. Pero en este sprint final de certamen, el Coyote sacó a relucir todo su talento. La victoria en Misiones volvió a ponerlo en la pelea y en Mina Clavero ratificó sus condiciones. Nada de hacer hincapié en eso de que la suerte siempre está de su lado, porque el Coyote cumplió con su misión de hacer todo bien, ganar y esperar. Con el Ford Fiesta Maxi Rally que le entrega el VRS salió a dar lo máximo de entrada y protagonizó una lucha aparte con Marcos Ligato. Ambos dieron una lección de manejo, consolidando ese cartel de ser dos de los mejores exponentes y lucharon a la décima en cada tramo. Tan cerrado fue todo que luego de quedar separados por 1s 4/10 en la primera etapa, ayer el panorama fue similar. Llegaron hasta igualar un tramo, mientras que en el penúltimo, en la siempre exigente bajada del Giulio Cesare, Villagra le ganó por 2s 7/10 a Ligato, bajando incluso casi 12 segundos su registro de la pasa anterior y sentenció gran parte de la prueba. Eel último tramo, que debió acortarse a raíz de la crecida de un vado, y con 4s 2/10 de ventaja, apeló a su experiencia en este tipo de situaciones y cerró la prueba a su favor con una diferencia final de apenas tres segundos, en una de las definiciones más apasionante de los últimos tiempos. Villagra no solo cumplió con su tarea, también se favoreció con los problemas que tuvo su compañero Claudio Menzi, quien llegó arriba en el certamen pero que no vivió su mejor prueba. En el comienzo optó por no meterse en la pelea, mientras que ayer no pudo ir por más, luego rompió la caja de dirección de su Fiesta y un neumático en el Giulio, resignando sus posibilidades.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora