El discurso del terrorista tocó fibras sensibles del mundo musulmán

CAIRO- Cuando Osama Ben Laden se dirigió al mundo desde su escondite afgano, algunos vieron en él un maestro de la manipulación pero otros a un profeta que había visto la luz.

Poco después que comenzaran los ataques contra Afganistán, una declaración grabada en una cinta de video mostró al disidente saudita condenando a Washington y sus políticas en Medio Oriente, alabando a aquellos que atacaron a Estados Unidos y llamando a los musulmanes a defender su fe.

Algunos analistas señalaron que la estudiada aparición de Ben Laden, tocando algunos de los temas que encuentran especial eco entre aquellos que se sienten oprimidos por EE.UU, demostró su faceta de manipulador.

Pero para muchos en el mundo islámico, Ben Laden habló desde el corazón, diciendo lo que ellos sienten pero tienen miedo de expresar. «Si hubiera habido ayer un referéndum en el mundo árabe (sobre el mensaje de Ben Laden), él habría obtenido el respaldo del 99 %», dijo Walid Kazziha, un profesor de ciencia política en la Universidad Americana de Cairo.

«Me puso la piel de gallina», dijo un fotógrafo árabe en Kuwait al ver las imágenes de Ben Laden con ropa militar y un rifle a su lado. «Nunca había visto a nadie hablar con esa convicción y determinación».

El hombre más buscado del mundo llamó «infiel» al presidente George Bush y dijo que EE.UU. no viviría en paz hasta que Palestina no lo hiciera.

Su discurso estuvo también aderezado con referencias religiosas, describiendo la imagen de infieles que «juegan con la sangre, el honor y las cosas sagradas de los musulmanes».

«Hay mucha gente que se habrá sentido conmovidos por algunas de esas palabras, como «infieles» y la visión dicotómica del mundo en términos de bien y mal. Es el reflejo, al revés, de las declaraciones de EE,UU , dijo Philip Robins, especialista en Medio Oriente de la Universidad de Oxford. (Reuters)

Los países árabes buscan un difícil consenso

DEBAI- Los 56 países de la Organización de la Conferencia Islámica intentarán presentar una postura común frente al terrorismo y el ataque estadounidense contra el régimen talibán, en una reunión extraordinaria del foro que comienza hoy en Qatar.

El escaño de Afganistán permanece vacío desde 1996, debido a que la OCI no reconoce al régimen talibán.

La declaración final de la reunión «expresará el total rechazo del mundo islámico al terrorismo», indicó el ministro saudí de Asuntos Exteriores, Saud Al Faisal. El jefe de la diplomacia saudí no se pronunció, sin embargo, respecto a la postura que adoptará la OCI frente a los ataques iniciados por EE.UU contra los talibán.

Casi todos los países musulmanes han condenado los atentados del «martes negro», pero el consenso ha sido menor en cuanto a los ataques contra posiciones de la milicia integrista islámica.

Irak condenó ayer los citados ataques, que calificó de «acciones terroristas», mientras que Irán, primer país islámico en reaccionar a los mismos, los describió como «inaceptables» por no haberse realizado bajo los auspicios de la ONU.

Los primeros en movilizarse en el frente filo-taliban habían sido los miembros de un grupo radical islámico de Indonesia, el país con la mayor comunidad musulmana en el mundo. En tanto, la banderas norteamericana fue quemada en las capitales de Bangladesh, de Cachemira y en Calcuta. (EFE)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora