El disparo, entre 70 cm y 2 metros

Las pericias realizadas durante la etapa de investigación determinaron que el disparo que terminó con la vida de Carlos Soria fue efectuado desde una distancia mayor a 70 centímetros y menor a 2 metros. Así se conoció durante la lectura de la requisitoria de elevación a juicio, donde se detalló que la conclusión se obtuvo luego de realizar disparos experimentales con el arma calibre 38 Smith & Wesson sobre piel de porcino y papel. Esas pruebas se concretaron en el laboratorio forense de la provincia de Salta. Por otra parte, en la jornada inicial del juicio también se conocieron detalles de la autopsia realizada al cuerpo del exgobernador, que determinó que el disparo tuvo una trayectoria ascendente, ligeramente de izquierda a derecha y que no se detectaron signos de lucha o inmovilización. Soria –de acuerdo a esa conclusión de los médicos que elaboraron el informe– sufrió una lesión hemorrágica destructiva a raíz del ingreso del disparo en zona malar izquierda, mientras estaba acostado completamente desnudo, con las piernas cruzadas y los brazos extendidos al costado del cuerpo. La autopsia terminó a las 12.15 del domingo 1º de enero, siete horas y media después de confirmarse el deceso.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora