El EPAS admite que reparar las pérdidas de agua llevará 4 años

Aseguran que este verano no habrá problemas de provisión

Archivo

La cañería de la avenida Argentina es una de las más antiguas que hay en la capital neuquina.

NEUQUÉN (AN).- El presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) Nelson Damiani aseguró ayer que “este va a ser el primer verano en el que no vamos a tener faltante de agua” aunque advirtió que con el suministro garantizado el gran desafío del organismo es ahora reparar las pérdidas de los acueductos, tarea que advirtió “nos va a tomar otros cuatro años”.

Damiani detalló que “en este verano vamos a tener 1.200 metros cúbicos por hora más para la ciudad, con lo que de ninguna manera tendríamos que tener problemas de abastecimiento, salvo en los asentamientos irregulares que ya advertimos que no tienen cañerías”.

Mientras el funcionario detalló que “vamos a conectar en forma provisoria un nexo más del sistema Mari Menuco a la ciudad, que quedará en forma definitiva a partir de marzo del año entrante”, el funcionario advirtió que “resta ahora trabajar en las pérdidas que se deben a la rotura de los viejos acueductos de asbesto cemento que hay que cambiar íntegramente y que vamos a comenzar con el de la avenida Argentina”.

El funcionario advirtió que “sabemos que nos van a insultar mucho pero vamos a cambiar en forma total ese acueducto que se rompe continuamente en el tramo que va desde San Martín y hasta Islas Malvinas”.

Este acueducto distribuidor principal registra el mayor índice de roturas sobre el total de sistemas de distribución de la ciudad y su salida de servicio no sólo implica que se debe cortar la transitada avenida Argentina para repararlo sino que además deja sin servicio a unas 70 manzanas de edificios y al cementerio central.

“Ya tenemos los fondos y en un mes vamos a licitar esta obra que costará 1.200.000 pesos”, detalló Damiani a la vez que señaló que “el presupuesto no contempla la repavimentación del sector porque aún no hemos terminado de definir por donde irán las nuevas cañerías, porque estamos debatiendo colocarlas en la vereda del bulevar, como se hizo en la calle Gatica, para que sea más sencilla su reparación a futuro”.

El funcionario señaló que “estas obras son engorrosas pero necesarias y estos son los primeros resultados que estamos viendo del plan director de agua y cloacas de la ciudad, que si bien va a estar terminado a mediados del año entrante, nos está indicando que hay que cambiar íntegramente todas las redes de asbesto cemento que hay porque no tienen reparación y tienen más de 30 años de antigüedad”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora