El gobierno israelí gira más a la derecha

ANÁLISIS

JERUSALÉN.- Los tres ministros del Partido Laborista israelí que formaban parte de la coalición conservadora de Benjamin Netanyahu anunciaron ayer la renuncia a su cartera por la falta de avances en las negociaciones de paz con los palestinos. Mientras el líder del partido, Ehud Barak, anunció la creación de Independencia, el nuevo partido de centro compuesto por cuatro diputados que seguirán fieles a Netanyahu. El ministro de Asuntos Sociales, Isaac, Herzog, el de Minorías, Avishai Braverman, y el de Industria, Comercio y Trabajo, Benjamin Ben-Eliezer, anunciaron su salida del gobierno ante la dificultad de gobernar con polémicas figuras como la del ministro ultraconservador de Exteriores, Avigdor Lieberman. “Ha llegado el momento de que dejemos de mentirnos a nosotros mismos, de que abandonemos el gobierno que nos ha llevado a un punto muerto y nos enfrenta a Avigdor Lieberman y su partido (Israel Beitenu) con su discurso inaceptable y racista que amenaza nuestra democracia”, dijo Herzog. Pocas horas antes, el ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, había anunciado que abandonaba el Partido Laborista, socio menor de la coalición de gobierno, para fundar junto con otros cuatro diputados el partido Independencia, con el que tratará de rescatar la ideología laborista tradicional de David Ben Gurion. El ministro de Asuntos Sociales fue el primero en anunciar su abandono, llamando al resto de ministros laboristas a hacer lo mismo. No tardó en ser seguido por Braverman y Ben Eliezer. Los tres ministros formaban parte de la facción laborista más crítica con el impasse por el que pasan las negociaciones de paz con los palestinos, y reprochaban a Barak haber olvidado que las negociaciones de paz fueron anunciadas como prioridad durante la campaña política del partido. La salida de tres ministros y la formación del nuevo partido con el que Barak seguirá gobernando dentro de la coalición de Netanyahu, son muestra de la escisión interna existente dentro del Partido Laborista y de las grandes diferencias dentro de la izquierda israelí, que ahora pierde representación en el gobierno. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no mostró inquietud por los cambios en su gobierno y aseguró que su gobierno seguirá comprometido con las negociaciones de paz paralizadas desde septiembre. (DPA)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios