El nuevo turismo

Algunos autores demuestran que alrededor de los años 1980 se produjo el quiebre en la demanda turística, cediendo la mayoría del turismo estático (vacaciones con mucha repetición y permanencia) a un turismo activo, dinámico y de traslados que rompió con la repetición, estática. Las estadías más cortas son una realidad mundial cada vez mayor y particularmente los jóvenes se interesan más que nunca por viajar. Para muchos, trabajar es algo esporádico y consideran que un empleo no es más que un medio para ahorrar y así emprender un nuevo viaje. El aumento de los viajes en este segmento de la población no se relaciona necesariamente con la situación socioeconómica del viajero. Entre los que más viajan (tanto dentro de sus países como fuera de ellos) está la generación de los “baby boomers” –las personas que nacieron durante el “baby boom” (explosión de natalidad), que sucedió en algunos países anglosajones en el período posterior a la Segunda Guerra– y la generación siguiente. Mientras tanto, la tendencia en las generaciones de mediana edad se mantiene estática. La mezcla entre cierta incertidumbre sobre el futuro y un estilo de vida dinámico genera viajes más cortos que a menudo duran un fin de semana en vez de varias semanas. A la hora de planificar sus viajes, la gente confía cada vez más en herramientas de búsqueda y recomendación por internet. La tendencia hacia las vacaciones breves se equipara con la tendencia a organizar el propio viaje de manera independiente. Mis amigos y yo La gente está ansiosa de oportunidades para compartir sus experiencias turísticas y publicarlas a través de las plataformas en lugar de viajar sólo por el placer de la experiencia misma. El “geo-tag” es una nueva forma de compartir experiencias e información. Una buena o mala evaluación en alguna de las plataformas o comunidades en red puede modificar, radicalmente y al instante, la percepción que un grupo de personas tiene de un restaurante o un hotel. Las recomendaciones de los pares se han vuelto más relevantes para la gente que lo que pueda decir un experto. Esto implica un desafío para las agencias de viajes, que tendrán que encontrar nuevas y originales maneras de asesorar a los viajeros. El uso de las redes sociales en tiempo real facilita la presentación de información muy precisa. Esta información permite al viajero individual la investigación y revisión de los contenidos de manera personalizada. Nuestra reflexión apunta a llevarlos a la advertencia de que estamos en este fenómeno de los viajes y el turismo cambiando inexorablemente. (*) Especialista en turismo

Antonio Torrejón (*)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora