El “Trinidad”, más complicado

El ministro de Defensa cree que fue un sabotaje e inician sumario

Gentileza

El destructor quedó acostado en el lecho de la dársena de la Base Naval de Puerto Belgrano.

BUENOS AIRES.- El destructor ARA “Santísima Trinidad” quedó casi acostado sobre el lecho de la Dársena de la Base Naval de Puerto Belgrano, tras haberle sido retirado por remolcadores los dos barcos pesqueros que lo sostenían para evitar su hundimiento.

La noticia es un nuevo golpe para el gobierno, luego del bochorno por la retención y repatriación de la fragata “Libertad” en Ghana, tras una acción judicial de los “fondos buitres”.

Tal era la consternación en el gobierno por un nuevo problema con un buque simbólico, que Arturo Puricelli, el ministro de Defensa de perfil bajísimo, tuvo que salir anoche a poner el cuerpo, temeroso de recibir un reto de la presidenta Cristina Fernández que hoy regresa de su gira por Asia.

Puricelli trató de instalar la sospecha de que “se trataría de un sabotaje”, anunció que pidió que la Armada instruya un sumario y que podría haber sanciones porque el hecho le parece “muy raro”. Aseguró que se abrió una “válvula” y que ello produjo “un naufragio en cuestión de horas en momentos que nuestra presidenta estaba cumpliendo una exitosa gira por el exterior”, por lo que no descartó un sabotaje en ese hecho.

Fuentes de la base naval señalaron que en estos momentos “el buque está escorado unos 90 grados sobre babor” apoyado sobre el fondo y añadieron que hay buzos de la Armada trabajando en su interior para “evaluar los daños”.

El destructor de origen inglés, que fue nave insignia en el desembarco a Malvinas, había sufrido el domingo pasado la rotura de una válvula de seis pulgadas, lo que provocó el hundimiento de varios compartimientos, aunque se está evaluando si existe un rumbo en el casco que haya precipitado la situación.

Debajo del ex buque de guerra, habían quedado en primera instancia cuatro buques pesqueros que lo sostenían, dos de los cuáles pudieron ser retirados primero el lunes por la mañana por la acción de una poderosa grúa.

El “Santísima Trinidad” fue gemelo del ARA “Hércules”, que sigue en operativo y fue construido en Inglaterra en la década del 70 y ahora servía de proveedor de repuestos. (Red. Central/DyN)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora