El United ya no es el de antes

La presión sobre el entrenador del Manchester United, David Moyes, aumentó ayer hasta un nuevo límite con la derrota por 2-1 ante el Sunderland, último de la Premier League, en la ida de las semifinales de la Capital One Cup. La de ayer fue la tercera derrota consecutiva para el United. Un gol en contra de Ryan Giggs adelantó al Sunderland antes de que Nemanja Vidic pusiera el 1-1 momentáneo. En el minuto 64 de partido llegó el tanto definitivo, un penal transformado por Fabio Borini que dio la victoria al equipo entrenado por el uruguayo Gustavo Poyet. La vuelta de las semifinales de la Capital One Cup, antigua Copa de la Liga, se jugará dentro de 15 días. Tras 27 años con Alex Ferguson al frente, la etapa de Moyes como entrenador del Manchester United está siendo tormentosa. Los Diablos Rojos quedaron eliminados el domingo en la tercera ronda de la Copa inglesa al caer con el Swansea City (2-1) en Old Trafford. Séptimo en la Premier League, a 11 puntos del Arsenal, también está fuera de competencia en ese certamen. Muchos le reclaman ahora a Moyes que aproveche el período de transferencias para contratar nuevos jugadores. El entrenador de 50 años no está muy convencido de que sea posible. “Existe la necesidad de fichar nuevos jugadores, pero, ¿están disponibles para nosotros en enero esos jugadores? Posiblemente no”, dijo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios