El valle de la virgen

Un lugar visitado en forma permanente por los habitantes del lugar y por viajeros que transitan las rutas sobre todo en época estival.

Turismo en Conesa

Ubicada en la cima de un cerro en el valle de Conesa, la capilla de San Juan alberga a la Virgen Misionera de Río Negro y como todo santuario expresa y alimenta la fe del pueblo en Dios.

Desde su ubicación se visualiza el valle fértil de Gral Conesa y el caudaloso río Negro. Construida en 1933 por un italiano, Juan Pegasano, en homenaje a su madre Florentina. Este Colono y su familia residían en lugar. Se caracteriza por una construcción simple y sólida y la visten hermosos vitrales y figuras de santos en mosaicos y mayólicas traídos de Europa.

La virgen representa a una mujer mapuche, lleva en sus brazos a su hijo y se caracteriza por un doble semblante: de un lado el rostro es triste y avejentado y el otro es alegre y juvenil: la virgen asume las tristezas y angustias del pueblo rionegrino y las transforma en gozos y esperanzas con la fuerza de su hijo Jesús y el evangelio.

Representa con fuerza el valor materno.

La peregrinación mariana se realiza todos los años el segundo domingo de Octubre, mes de las misiones y concentra miles de fieles de todas partes. La próxima Festividad será el 10 de Octubre y se parte de la parroquia San Lorenzo Mártir rumbo al santuario, en un recorrido de 16 km. En la capilla se realiza la misa y los peregrinos almuerzan en el predio.

Declarada patrimonio Histórico Provincial (ley 3572), la Capilla de la Virgen Misionera está ubicada en la Ruta Nacional 250, Departamento Conesa , provincia de Río Negro.

Fuentes: Santuarios Patagónicos- Comisión Santuario Gral. Conesa – Diócesis de Viedma

Fotos: Gastón Monteoliva


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios