El vómito en los bebés suele ser normal, pero mejor estar atento

Muchos bebés vomitan durante o después de comer. En general no hay por qué preocuparse, ya que los niños pequeños tienen un estómago pequeño.

SALUD

Una de las razones puede ser que el músculo constrictor del esófago, el esfínter esofágico, no está aún completamente desarrollado, por lo que la leche puede fluir de regreso.

Cuando se alimenta a un bebé hay que hacer una pausa después de cinco a diez minutos. Si el padre o la madre sostienen al bebé de forma vertical un par de minutos después de comer, se puede reducir la posibilidad de que vomite.

Sin embargo, cuando el bebé no aumenta de peso, llora constantemente, orina poco o vomita con chorros grandes, es bueno que los padres consulten con un pediatra, ya que los vómitos podrían significar alguna enfermedad.

Hasta los 12 a 15 meses, los vómitos deberían terminarse, ya que para entonces los músculos que sellan el estómago están mejor formados.

DPA


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios