Emoción en el cierre de la XXIII Fiesta de las Colectividades

En la parte económica los números cierran gracias a los voluntarios

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El cierre de la XXIII edición de la tradicional Fiesta de las Colectividades Europeo Argentinas logró contagiar la emoción y el agradecimiento de los «gringos» hacia su Nación, la Argentina.

Los presentes cantaron con fervor el himno nacional argentino y aplaudieron el Pericón Nacional, bailado por los integrantes del ballet folclórico municipal Tolkeyen.

También la ceremonia de clausura estuvo cargada de emoción, en especial cuando se cantó la canción símbolo de la fiesta: «Argentina es nuestro hogar». Como pocas veces, la letra del himno de la fiesta de las colectividades, inspirado en tiempos difíciles para Europa, se trasladaba hacia los actuales días de Argentina, un país que a pesar de no sufrir ninguna guerra luce devastado y quebrado.

«Tal vez estés caído y veas todo mal, te ha gastado la esperanza, te mataron la confianza y no querés seguir más»… cantaron a coro anoche los presentes. Asimismo, hicieron votos para que con trabajo se pueda revertir la crisis.

En materia económica, la fiesta distó mucho de sus antecesoras. El sábado pagaron la entrada al recinto unas 1.100 personas, el domingo unas 700 y anoche se esperaba que al menos 1.000 visitantes abonen el ingreso. Con esto los organizadores esperaban afrontar todos los gastos y poder donar el remanente a los comedores comunitarios de la ciudad.

El superávit se logrará merced a que todos los organizadores trabajan en forma voluntaria y sólo se pagan los gastos del alquiler del gimnasio, los servicios de seguridad, enfermería y limpieza y los impuestos a Sadaic y otros organismos similares.

En lo stands también se vendió menos que años anteriores. Los responsables aseguraron que la merma promedio orilló el 30 por ciento, pese a ajustarse los números y ofrecerse productos más económicos. Los vascos, por ejemplo, explicaron que las clásicas rabas, que en años anteriores se despachaban sin parar, a 5 pesos, fueron reemplazadas por los callos, cuya porción cuesta 2 pesos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora