¿En presencia del futuro perfecto?

Argentina superó el primer escollo y se ilusiona con obtener la Copa Davis.

BUENOS AIRES (DyN) – La Copa Davis permitió el primer salto de casillero, pero como buenos exitistas que son, hay argentinos que ya proyectan cuartos de final en casa con Suecia, semifinal, también de local, ante Rusia y finalísima en el Parque Roca contra Estados Unidos o España. Parece el paisaje ideal, el Paraíso. ¿El futuro perfecto?

Lo cierto es que el pasado fin de semana se dio el primer paso. Pasó lo que tenía que pasar y es cierto.

Argentina llegó a la serie con Gran Bretaña con el 99 por ciento de posibilidades de victoria y no hizo más que confirmar la teoría con números finales.

Gran Bretaña es historia y el nuevo objetivo está asignado. Se trata del equipo sueco, el mismo que hace un año dejara a afuera muy temprano a Argentina.

La diferencia con aquella serie es más que notable. En esta ocasión, el equipo nacional será el anfitrión. El año anterior, en Gotemburgo, el local ganó cómodo, 4 a 1. Al hablar de las posibilidades de uno y de otro y sin tener en cuenta las posibles bajas que están a la orden del día, Argentina es candidato a acceder a las semifinales.

Tal vez no tanto como frente a Gran Bretaña, pero tampoco mucho menos. Y esto está avalado tanto por la estadística cuanto por la historia reciente. Argentina ganó las últimas 11 eliminatorias que jugó como local, incluido un 5-0 ante el equipo escandinavo en febrero de 2006. Datos que generan más de una ilusión.

Pero hay todavía más motivos para alimentar el sueño de una nueva semifinal. Por ejemplo, la posibilidad de que Guillermo Cañas, Juan Mónaco y Juan M. Del Potro, descartados ante Gran Bretaña por lesiones, vuelvan a estar a disposición del capitán Alberto

Mancini entre el 11 y el 13 de abril, cuando el Parque Roca sea una vez más escenario de la serie ante Suecia.

La situación se presta para ir más lejos en cuanto a las conjeturas. Rusia recibirá a la República Checa para definir un hipotético rival para la Argentina en semis. Se trata de dos equipos fuertes, con grandes jugadores, aunque los rusos parecen sacar ventaja por contar con Marat Safin, Nikolay Davydenko, Mihkael Youzhny y cía. Encima serán locales.

Pero siempre se puede ir más lejos e imaginar, por qué no, la final. En abril, Alemania será anfitrión de España y los Estados Unidos lo será de Francia.

La primera serie es de difícil pronóstico. España es más, pero Alemania cuentan con la localía y elige superficie.

La segunda, parece inclinarse hacia Estados Unidos, pero no hay que perder de vista a la nueva figura del tenis francés, Jo-Wilfried Tsonga. Habrá que ver si cuenta con la tan famosa mística copera.

La ilusión comenzó en el sorteo. Jugada la primera ronda, la misma se acrecentó por un par de resultados que favorecieron a Argentina. Por supuesto, el equipo tendrá que seguir haciendo su parte, pero el sueño de la Davis crece cada vez más.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios