El uso de gasoil para la generación fue el más alto desde 2016

El año pasado se incrementó exponencialmente el uso del combustible en las centrales térmicas del país. La sequía fue la principal razón y se espera un 2022 en la misma línea. El Plan Gas.Ar aumentó la disponibilidad del hidrocarburo.




Recientemente se conocieron los últimos datos oficiales de consumo de combustibles en las centrales térmicas del país de todo el 2021 y se confirmó una tendencia que se marcó desde principios de año: el uso de gasoil para la generación eléctrica fue el más alto de 2016. Un dato que marca el salto en la utilización de combustibles con mayor huella de carbono y que este año podría ser aún mayor.

Según el último informe mensual de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), en todo el 2021 se utilizaron unos 2.023.000 metros cúbicos (m3) de gasoil, un dato que da un promedio mensual de 168.583 metros cúbicos por día. Los más de 2 millones de m3 significan un incremento del 137% respecto a 2020 (852.000) y del 807% si se lo compara con 2019 (404.000).

Hay que remontarse a 2016 para ver un registro anual tan grande, ya que ese año se utilizaron unos 2.382.000 m3 de gasoil. Para tener en contexto, en 2017 se usaron 1.396.000 metros cúbicos y en 2018 la cuenta sumó 873.000 m3 del combustible.


Un 2022 con poco margen de maniobra


Las proyecciones para el 2022 sobre este antecedente que dejó el 2021 van en la misma línea e incluso se espera un mayor uso de líquidos en las usinas. Precios internacionales y sequía son las principales razones.

Tal como publicó este medio en el arranque del año, ante el descontrolado aumento en el precio internacional del Gas Natural Licuado (GNL), el gobierno nacional instruyó a Cammesa a priorizar la quema de combustibles líquidos en las centrales térmicas en lugar del gas. Con esta medida se busca minimizar el impacto en las cuentas del Estado por las importaciones.

Como es normal se espera que tanto los futuros del gasoil como el fueloil coticen en el orden los 20 dólares, mientras que el GNL tiene un precio proyectado de 43 dólares por millón de BTU. Generalmente lo que sucede no solo es a la inversa, sino que los líquidos son hasta 3 veces más caros que el gas.


Plan Gas.Ar y sequía


El Plan Gas.Ar que puso en marcha el gobierno nacional a finales de 2020 tuvo un gran impacto en los yacimientos que elevó fuertemente la disponibilidad del hidrocarburo. Los datos de Cammesa así lo muestran y es que durante los 12 meses del 2021 se usaron, en promedio, unos 45 millones de metros cúbicos por día.

Apenas 2 millones diarios menos que en 2019 y es un claro ejemplo de los resultados del programa nacional. Lo que deja en claro que el incremento en el uso de combustibles con mayor huella de carbono y en especial el de gasoil no tiene que ver por falta de gas.

Algo que se marcó el año pasado no solo en el país, sino también en la región fue la inédita sequía que disminuyó fuertemente la disponibilidad de agua en las represas. La caída en la generación de las hidroeléctricas dejó un vacío importante que tuvo que ser parchado de urgencia con mayor uso líquidos y carbón.

En síntesis, la orden de Nación a Cammesa de que las centrales que puedan incrementar el uso de líquidos en lugar del gas y la sequía que mostró su impacto el año pasado se conjugarán este año y lo más probable es que el uso de combustibles sucios siga en alza.


Comentarios


Logo Rio Negro
El uso de gasoil para la generación fue el más alto desde 2016