“Estamos en muy malas manos”

En Río Negro es increíble lo que nos informan los medios, especialmente este diario –por ejemplo, en las páginas 8 del 27 y 8 y 10 del 28 de octubre–. El Frente Grande nacional, al que me permito felicitar, propuso la expulsión del gobernador Weretilneck de esa fuerza política por “ausencia de identidad partidaria y fuerte menoscabo a la organización”. Ello se debe –según Mango– a que el gobernador se alineó con Massa, el “peronista” que vive en barrio privado. Por lo acontecido don Marcelo Mango, exministro de Weretilneck, renunció, como otros lo hicieron por diferentes motivos. Los diputados podrían activar una causa en contra de los procedimientos sospechados de corrupción del gobernador. ¿Cuántos ministros y funcionarios fueron obligados a renunciar por haber permitido, por ejemplo, que el actual ministro de Hidrocarburos Gesualdo pretendiera forzar al Legislativo para que aprobara la renovación de contratos de Petrobras (firma cuestionada en Brasil durante la última campaña electoral)? También su capricho de darle a la multinacional Vale todo tipo de facilidades para que se sirviera de nuestro territorio, ideas del gobernador que de haberse cristalizado sólo le hubieran traído dolores de cabeza al gobierno, por no decir más. El fiscal de Estado Pablo Bergonzi y luego la definitiva negativa del Legislativo salvaron a nuestra provincia de negociar con Petrobras. Además, desde hace algún tiempo el Tribunal de Cuentas viene denunciando al gobernador y a más de 20 diputados por el uso indebido de la famosa cuenta de “gastos reservados” creada en forma irregular y/o delictiva, lo que parecería un “contubernio” entre Ejecutivo y Legislativo. Actualmente en España dicen de Rajoy “gobierno corrupto hasta la saciedad”. Yo digo: aquí, hasta la médula. Salvo algunos funcionarios y legisladores que no estarían implicados, Weretilneck se ha encargado de correr a los peronistas como el fiscal de Estado Bergonzi, puesto por Soria, Mango y qué sé yo cuántos más. ¿Dónde está nuestra Justicia? Parece desaparecida, inconsistente. Lo digo como seguramente muchos rionegrinos espantados por la situación que venimos arrastrando desde el asesinato de Soria. A Pichetto le digo: ¿se siente capaz de ser gobernador? Bueno, demuéstrelo pidiendo una intervención en la provincia, porque esto no da para más. En la página 10 del “Río Negro” del 29 del mes pasado se puede leer que Baratti, intendente de Cipolletti, referente que debiera ser amigo de Weretilneck, dice: “No tiene sentido la expulsión porque ya dijo que se va…”. Puede decir cualquier cosa, hasta puede nombrar asesor a Arriaga, su exjefe, que últimamente fue candidato a vicegobernador por la UCR. También dijo que se afiliaría al PJ… no hay duda de que estamos en muy malas manos. Juan Carlos Malgesini DNI 4.673.429 Puerto del Este

Juan Carlos Malgesini DNI 4.673.429 Puerto del Este


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios