Explicación de perito complicó a Maripi Paillalef

Un perito sostuvo que los disparos del subcomisario de Pilcaniyeu fueron hechos cerca del piso. Una mujer dijo que primero se escuchó una fuerte detonación y luego varias seguidas.

Gentileza

BARILOCHE (AB).- El perito José Argentino Jerez se tomó por lo menos dos minutos para leer con atención el expediente que le habían acercado.

Tras un silencio prolongado, habló. El experto reconoció ante el Tribunal que el escrito reflejaba la pericia que había realizado durante la investigación del homicidio del subcomisario Aníbal Fabián Alonso. Su testimonio fue el hecho excluyente en la audiencia que se realizó ayer. El testigo fue convocado por el fiscal de Cámara Enrique Sánchez Gavier y complicó la situación del imputado, Jairo Raúl Maripi Paillalef.

El perito mecánico armero y balístico de la Policía de Río Negro explicó a los jueces Silvia Baquero Lazcano, César Lanfranchi y Héctor Leguizamón Pondal el funcionamiento del fusil que fue secuestrado y que portaba el joven imputado la noche que disparó contra el subcomisario.

Maripi Paillalef está acusado por el hecho que ocurrió alrededor de las 23 del 16 de abril del año pasado en Pilcaniyeu. Según la acusación fiscal, el subcomisario quiso interceptar en el ingreso a la localidad al joven que conducía un Renault 12. Como el imputado escapó, Alonso lo persiguió en una camioneta policial hasta el domicilio del joven.

Allí, ambos descendieron del vehículo y hubo un tiroteo. Maripi Paillalef disparó una vez y el subcomisario seis veces su arma reglamentaria.

El policía cayó herido de gravedad y el joven huyó en el vehículo.

Maripi Paillalef, de 22 años, está acusado de homicidio doblemente agravado por uso de arma de fuego y porque la víctima era policía. Arriesga una pena de prisión perpetua. La defensa intenta demostrar que actuó en legitima defensa. Hasta el momento, testigos aportaron visiones encontradas en cuanto a la secuencia de los disparos cuando declararon.

Ayer, Jerez aseguró que para que las vainas del arma reglamentaria con la que disparó el subcomisario hayan quedado en un radio de 50 centímetros tenía que estar cerca del piso. “No hay otra manera”, aseguró. La explicación la escucharon con atención el apoderado de la querella, el abogado Mario Altuna y el defensor oficial Juan Pablo Laurence.

Jerez dijo que un tirador parado, las vainas se desplazan a una distancia promedio de 2,5 metros. Señaló que el sonido del proyectil del fusil es mucho más potente que los que salen de un arma 9 milímetros.

Luego, Marta Torres declaró que la noche del 16 de abril de 2012 escuchó desde el domicilio de su hermano, ubicado a unas tres o cuatro cuadras del lugar del hecho, una detonación fuerte primero y después varias detonaciones seguidas. Afirmó que no sabía que eran disparos y que se aproximó hasta el lugar donde observó al policía herido.

Después de las 16, los jueces, el fiscal, el defensor, el querellante, peritos y el imputado viajaron hasta Pilcaniyeu para realizar la inspección ocular en el lugar del hecho y tratar de despejar las dudas que hay en torno al caso.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora