Fiscal pidió la clausura de casinos de Zapala

Lo hizo en virtud del agotamiento de los plazos estipulados para el funcionamiento de estas salas

ZAPALA (AZ).-Los casinos electrónicos y salas de juego de azar de este distrito podrían clausurarse si prospera el pedido que elevó el fiscal Fernando Rubio al juzgado Correccional de Zapala. La acción se sustenta en el agotamiento del plazo estipulado por la ley 2375 para el funcionamiento de este tipo de locales comerciales en el interior de la provincia.

La norma, que establecía un margen que caducó en diciembre del año pasado, favoreció la proliferación de los casinos en diferentes localidades neuquinas.

Otras entidades zapalinas como los representantes de las agencias de juego oficiales elevaron documentos que constan en la presentación fiscal donde solicitan la regulación del horario de funcionamiento de este tipo de salas de entretenimiento.

La solicitud del fiscal Rubio ingresó al juzgado la semana pasada y hoy se conoció la decisión del juez Hugo Saccocia de excusarse de actuar en la causa. El magistrado había tenido un rol decisivo en la clausura de los casinos de esta ciudad que se produjo en 2000 cuando se desempeñaba como fiscal de instrucción. El trámite recayó ahor en manos de la jueza subrogante, Silvia Grichener, quien deberá expedirse frente al pedido de la fiscalía.

El eje principal sobre el cual gira la presentación de Rubio es la caducidad del período de gracia que la ley 2375 le otorgó a los casinos para funcionar en cualquier localidad del interior. Esa legislación venció el 27 de diciembre del año pasado y desde ese momento las salas están funcionando sin ningún paraguas legal.

Antes de la sanción de esa norma, la presencia de los casinos dentro de la provincia estaba limitada en forma exclusiva a la capital provincial y ciudades de perfil turístico.

Según trascendió, dentro de la gran cantidad de documentos que presentó Rubio a la hora de justificar su pedido se encuentra un panorama de la crítica situación que estarían afrontando al menos 300 familias de esta ciudad. En

deudadas como consecuencia del juego, estas personas estarían a punto de ver colapsar su economía.

De la misma manera, relevamientos realizados por entidades locales estiman que las ganancias de los casinos orillan alrededor de los 600.000 pesos mensuales. En más de una oportunidad empresarios y dirigentes coincidieron en señalar a la proliferación de estas salas de entretenimientos como las responsables de la salida de recursos del sistema financiero local.

En la vereda de enfrente, la Asociación Empleados de Comercio salió a defender los derechos laborales de los trabajadores de estos casinos. De acuerdo a los registros oficiales del gremio, existen 81 empleados con un promedio salarial estimado en 700 pesos mensuales.

«Estamos dispuestos a defender las fuentes de trabajo porque en Zapala no podemos permitir ni un desocupado más» señaló el vocal de AEC, Carlos Pérez. El dirigente relativizó el argumento que utilizan los detractores de las salas de entretenimiento al afirmar que «tenemos casos de supermercados y otros comercios que llevan sus ganancias afuera y nadie dice nada».

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio local Daniel Moreira sostuvo que la resolución del tema debe darse en el marco de la justicia.

«Si bien históricamente hemos tenido una postura contraria a los casinos consideramos que la definición debe ser resorte judicial» agregó.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora