“Fueron tres minutos eternos”

“El micro se quedó sin frenos y creo que nos salvó la frialdad del chofer. Íbamos a 80 kilómetros por hora y nos dimos cuenta que se quedó sin frenos. Chocamos a una camioneta para intentar frenar pero no se pudo. Por eso se subió a una de esas rampas, el micro volvió para atrás y el chofer maniobró para volcarlo porque nos podíamos ir al precipicio. Volvimos a vivir”, relató Fernando Salces, presidente del departamento de fútbol de Huracán. “Fueron tres minutos lo que duró todo, pero fueron eternos. Sabíamos que íbamos a chocar de frente, por eso nos juntamos todos del medio hacia atrás. Cuando volcamos un asiento y vidrios cayeron en el pie de Toranzo”, contó. “La realidad es que el Pato tiene cortes en las uñas, altura de falanges. El profe Santella tuvo un golpe cerca de la pelvis lo que le provocó un sangrado interno y le empezó a salir sangre por el pene… También lo debieron operar. El médico sufrió un golpe en la cadera y Mendoza, un corte muy grande a la altura del tobillo, que podría ser una fractura, y un corte en el brazo”, aseguró Salces.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios