Gates asume en el Pentágono con un desafío excluyente: Irak

#

Gates señaló que su país no puede permitirse fracasar en Medio Oriente.

WASHINGTON (AFP) - El nuevo secretario estadounidense de Defensa, Robert Gates, asumió sus funciones con el reto de proponer rápidamente opciones sobre la guerra en Irak.

"Un fracaso en Irak sería una calamidad que atormentaría a nuestro país, perjudicaría nuestra credibilidad y pondría en peligro a los estadounidenses por varias décadas", aseguró el flamante jefe del Pentágono en la asunción, en presencia del presidente George W. Bush.

Gates, que más temprano juró su cargo ante el secretario de la Casa Blanca, Josh Bolten, dijo que su prioridad es Irak, adonde viajará "muy pronto" para reunirse con los comandantes militares estadounidenses y escuchar su consejo "directo y sin rodeos".

"Tal como lo ha dejado en claro el presidente (Bush), simplemente no podemos permitirnos fracasar en Medio Oriente", agregó.

Gates subrayó que Afganistán es su otra prioridad. "Los progresos realizados por los afganos en los últimos cinco años están en riesgo", dijo. "Estados Unidos y sus aliados de la OTAN tienen un compromiso con el pueblo afgano y pretendemos mantenerlo. No podemos permitir que Afganistán se convierta nuevamente en un santuario para terroristas", añadió.

Por su parte, Bush dio la bienvenida al flamante secretario de Defensa, un hombre "de talento e innovación que aporta una nueva perspectiva (...) un nuevo camino para lograr progresos en Irak".

Gates, de 63 años y un ex director de la CIA, sucede al muy controvertido Donald Rumsfeld, quien reinó en el Departamento de Defensa durante seis años marcados por los atentados del 11 de setiembre del 2001 contra Estados Unidos, las invasiones a Afganistán en 2001 e Irak en el 2003 y el escándalo de las torturas en la cárcel iraquí de Abu Ghraib. Bush sacrificó a Rumsfeld tras a derrota en las elecciones legislativas del 7 de noviembre.


Comentarios


Gates asume en el Pentágono con un desafío excluyente: Irak