Gracias a la integración, Federico pudo atajar

En Sierra Grande

SIERRA GRANDE (ASG).- La integración ante todo. Esa es la premisa que tiene un club de fútbol del barrio Industrial de esta ciudad que integró a sus filas a un jovencito que padece una enfermedad que le impidió el normal crecimiento. Solo basta con ver a Federico, de 11 años, parado frente al arco, inalcanzable para su tamaño para darse cuenta de que, como dicen las amigas de su madre, “nada es imposible”. Este sábado empezaron los partidos amistosos de lo que será en breve una liga infantil. Se jugaron en la cancha de tierra del popular barrio Industrial, el sitio de donde emergieron los mejores futboleros de la ciudad, según cuentan. Federico padece una enfermedad que se llama pseudoacondroplasia, que impidió su normal crecimiento de extremidades. “Se animó a jugar su primer partido”, dijo la madre del adolescente, Gina Morales, que agregó que todo es posible gracias al apoyo del entrenador Osvaldo Rodríguez, y de sus compañeros de equipo del club San Martín que lo pasan a buscar para los entrenamientos. “Los chicos lo cuidan un montón, en la cancha y fuera de ella”, señaló la mujer y agregó que los entrenamientos son todos los días. Federico asiste a la escuela 81, va a sexto grado, pese a su problema lleva adelante una rutina normal. “Esta es la primera vez que voy con un equipo al arco en un partido, está bueno” dijo el joven a “Río Negro” luego de terminar el partido que ganaron el sábado. Cuando el silbato del árbitro marcó el final del partido, propios y visitantes se acercaron a saludarlo, uno de sus tíos, emocionado lo alzó en brazos y lo llevó hasta su madre. La pseudoacondroplasia se caracteriza por un déficit de crecimiento grave y malformaciones, tales como piernas arqueadas.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios